¿Conviene pagar el saldo mínimo de la tarjeta de crédito?

Publicado por Sebastian | Categoría: Información General | 14 de Abril de 2016, 11:00am

Muchas veces cuando llega el resumen de la tarjeta de crédito, los usuarios se dan cuenta que no pueden pagar el total de la deuda, por lo que realizan el “pago mínimo” que permite seguir operando con la misma, pero esto puede hacer que la deuda se incremente en un 100% anual. Es por ello que en el caso de no poder cubrirlo por completo, es recomendable recurrir al “Plan V” o inclusive un crédito personal.

Los costos de financiación de las tarjetas de crédito sufrieron una fuerte suba con la adecuación de las tasas de interés. Tras el incremento reciente se disparó a niveles superiores al 100%.

Si bien la tasa nominal tiene un piso del 60%, termina siendo más del 80% y hasta el 100% cuando la tasa es efectiva y se le agrega el seguro de vida, IVA y gastos administrativos.

Por otro lado, semanas atrás se conoció el incremento de las tasas que cobran las entidades crediticias, lo que llevó a la tasa de financiación en 12 cuotas al 58%. Pero en el peor de los casos, siempre es preferible recurrir al “Plan V”, sea en las cuotas que sea, antes de recurrir al pago mínimo que suele hacer que la deuda se incremente mes a mes.

Para calcular el “Pago mínimo”, al cierre de cada ciclo las tarjetas cruzan datos con el nivle de ingreso del cliente, el historial crediticio y el límite de la tarjeta.

Cabe señalar que ante el panorama económico actual, muchos usuarios de tarjetas de crédito recurren al llamado “Revolving”, lo que significa pagar el saldo mínimo al vencimiento y luego pagar el resto del saldo, lo que genera intereses pero no al límite de otras prácticas menos saludables.

Mientras que el 10% de los usuarios de tarjetas de crédito pagan el “saldo mínimo” porque, por lo general, no pudieron hacer otra cosa, del 60 al 70% cubre toda la deuda, y se estima que un 30% recurre al revolving.

Si se depositara el saldo mínimo, la deuda de una tarjeta de crédito podría llegar a tomar un lapso de más de 15 años para terminar de pagarla, siempre y cuando no se realicen nuevos gastos en ella. Es por ellos que los expertos recomiendan no recurrir a esta práctica para no desatar una bola de nieve, y en el peor de los escenarios optar por el denominado “Plan V”, el cual permite pagar en saldo con un recargo pero en cuotas fijas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *