Reintegros de Ganancias de los Sueldos bajos, se Demoran hasta el año 2012

Con la aprobación de la Administración Federal de los Ingresos Públicos, AFIP, de la reglamentación que prorroga hasta el año 2012 el piso salarial a partir del cual los trabajadores comienzan a pagar el Impuesto a las Ganancias, generó un efecto no deseado para los empleados, alcanzados por el tributo y que cobran menos ya que no les serán reintegrados los descuentos que les realizaron entre los meses de enero a junio de 2010.

El Gobierno Nacional demoró hasta el año 2012 la devolución del Impuesto a las Ganancias de los trabajadores que ganan menos.

Según la normativa reglamentada por la AFIP, los empleados solteros que ganan desde $4.015 a $4.818 y los casados con dos hijos, que van desde $5.554 a $6.662, deberán esperar hasta marzo del año próximo para que les reintegren el dinero retenido en exceso entre enero y junio de 2010.

Jorge Rodríguez Córdoba, Vicepresidente I del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires,  CPCECABA, inmediatamente después de la reglamentación advirtió que el dinero a reintegrar “estará expuesto a la pérdida de poder adquisitivo, producto de la inflación, que se registre hasta la fecha de reintegro”.

Analistas consultados por Profesional.com  calculan que la inflación estimada entre enero de 2010, la fecha de inicio de la retención,  y marzo de 2012, fecha de reintegro, se acercará al 60%. Por lo tanto, $100 recibidos en marzo del año próximo equivalen a $40 que el trabajador tenía a principios del año pasado en el bolsillo.

Marcos Goshi, del Estudio  Lisicki, Litvin y Asociados, calculó el monto involucrado correspondiente a los empleados más perjudicados.

  • Trabajador Soltero que gana un sueldo neto mensual de $4.818 deberá esperar hasta marzo del 2012 para recién percibir los $284 extras retenidos entre enero y junio del año pasado.
  • Trabajador casado con dos hijos que gana $6.662 netos mensuales y que  también se encuentra en la misma situación,  para recibir $391 extras.

Desde el Estudio Arizmendi, precisaron que:

  • “Los empleados que esperaban para marzo próximo la devolución en Ganancias, luego de los cambios de julio del año pasado, ahora tendrán que aguardar hasta el 2012 para recibir el dinero”.
  • “que la reglamentación de la AFIP, por la que se aumentaron las deducciones para el cálculo de la retención en Ganancias, sigue sin aval legal”.
  • “Los perjudicados son aquellos que tuvieron retenciones en el primer semestre del 2010 y luego, por aplicación de los nuevos valores, dejaron de tenerlas”.
  • “Originalmente, a esos trabajadores las devoluciones de impuesto se les postergó para marzo de este año, pero con la última norma emitida por el organismo quedó para el 2012”.
  • “los empleados que presenten las deducciones anuales, para descontar en Ganancias, relacionadas con los gastos médicos y el impuesto al cheque a fin de computar como pago a cuenta, tampoco se beneficiarán con devoluciones en marzo próximo, porque la diferencia de impuesto entre las nuevas tablas con las viejas superaría sustancialmente a las devoluciones”.

El perjuicio es para los empleados que menos ganan, ya que aquellos de mayores salarios a los antes mencionados pudieron ir deduciendo el aumento del 20% al compensar el saldo con las retenciones que se produjeron a partir del mes de julio de 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *