La CGT dice que el piso salarial 2011 debe ser 25% – Consecuencias sobre Ganancias

Según estimó Juan Carlos Schmid, secretario de Capacitación de la Confederación General del trabajo, CGT, los aumentos salariales de este año no deberían ser inferiores al 25 %. Sin embargo, ese porcentaje sería un gran impacto para los trabajadores en relación de dependencia con sueldos medios y altos, frente al Impuesto a las Ganancias que tributa la administración Federal de los Ingresos Públicos, AFIP.

La CGT dice que el piso salarial 2011 debe ser 25%, de acuerdo a lo estimado por  Schmid, en declaraciones radiales:  l“Si el promedio general de pautas salariales que se dio el año pasado rondó casi el 25 por ciento, las paritarias de 2011 no deberían partir por debajo de ese porcentaje”, traería un fuerte impacto del impuesto a las Ganancias entre los trabajadores y empleados de sueldos medios y altos.

Con una suba del 25 % tal como lo planteó el dirigente de la CGT:

  • Un trabajador soltero que pase a tener un sueldo de bolsillo de $ 9.000.- se le descontaría al año un 50% más que le fue descontado en el año 2010 y pasará a tener que pagar de Ganancias el equivalente a un poco más de un sueldo entero o más de un aguinaldo completo.

De acuerdo a un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, IARAF, debido a la falta de actualización del mínimo no imponible y demás deducciones, y de obtener una mejora del 25%, los asalariados con sueldos medios-altos pagarán mucho más de ganancias:

Pagarán de Ganancias
Sueldos 2010 2011
$7.500.- 1 % 4 al 5%
Medios 8 % 12%
Altos 15% 19%

El informe del IARAF dice que: “La consecuencia final es que para los asalariados una parte importante del incremento salarial que obtengan se va a convertir en mayor impuesto a las Ganancias”.

Si la comparación se hace con relación al año  2001, la incidencia de Ganancias en un sueldo medio-alto saltaría del 2% al 12% . El incremento se debe a la falta de adecuación del mínimo no imponible y de los tramos de las alícuotas y no a una mejora de los ingresos reales, sostiene el informe.

Algo que pesa mucho más, si se lo compara con los trabajadores autónomos, debido a que tienen menos deducciones.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *