Discusión sobre como implementar la tenencia de Celulares Dentro de los Bancos

La Asociación de Bancos de Buenos Aires, ADEBA, durante la semana que viene se reunirán para analizar como implementar la tenencia de los teléfonos celulares dentro de los bancos. La primera idea de poner inhibidores esta totalmente descartada y otra es la de utilizar bolsas precintadas con mecanismos que impidan que el usuario las pueda abrir dentro de la entidad bancaria, tal como se hace en los supermercados.

Continua la discusión sobre como implementar la tenencia de celulares dentro de los bancos, ADEBA, se reunirá para tratar de ver como pueden implementar la medida, estudian la posibilidad de usar el mecanismo de la bolsa precintada al ingreso del cliente.

Instalar las mamparas de seguridad para aislar las cajas ya está avanzada, cuesta en promedio $3.000.- cada una.

De acuerdos a los dichos de un representante de un banco de primera línea: “La mampara de seguridad nos achicó mucho el espacio de atención al público en las sucursales. En nuestro local de Villa del Parque, que tiene 40 metros y dos cajas, la instalación de las barreras visuales nos quitó medio salón. Ahora, si además quieren poner lockers, tendremos que instalarlos en la calle, porque adentro no nos queda lugar ni para nosotros. Además, el costo de poner armarios es muy alto”.

Son varios los colegas de otros banco que opinan igual que él, por eso ADEBA, tratará de buscar y proponer ideas.

Instalar inhibidores de celulares ya fue descartado ya que si bien no esta comprobado que hagan daño a la salud, los mismos podrían llegar a interferir en la señal de alarma y la seguridad del banco, publica el Diario El Cronista.

Basándose en eso, la idea más firmes es la utilización de bolsas precintadas y los muchos bancos ya están colocando mamparas de seguridad.

Desde la gerencia de Seguridad de Santander Río comentaron que ya completaron el 97% de la instalación de las barreras visuales que impiden ver la operatoria de los clientes. Señalando que: “Aparte, ya se está trabajando en una mejora de las instalaciones dentro del recinto donde están los cajeros, que permitirán visualizar a los empleados la fila de atención, para mejorar la comunicación con el cliente, independientemente de los administradores de turnos que ya están instalados”.

Macro, Itaú y  Francés son otros de los que ya comenzaron a implementar los inhibidores visuales en sus sucursales.

Desde la Defensoría del Cliente Bancario de la ciudad de Buenos Aires mandará una nota al Banco Central de la República Argentina, BCRA,  solicitándole que además se deberán instalar administradores electrónicos de turnos para atención al público, ya que esa tarea recae ahora en la persona de seguridad.

“Hoy el proceso es mucho más lento, porque el cajero no puede ver si hay alguien esperando o no. Y el que llega no sabe si el cajero está atendiendo a otro”.

Eduardo Berrozpe, secretario de Prensa de La Bancaria, se queja de que la ley anti salidera apenas aporta una reforma cosmética, que no soluciona el problema de fondo:

  • “Nada reemplaza la existencia de un policía adicional en la puerta del banco, que esté descansado y bien remunerado. Además, la autoridad de aplicación no debería ser el Banco Central, sino un organismo especializado”.
  • los vigiladores no pueden ser usados como ordenanzas.

El Cronista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *