Cristina Fernández pasa su duro momento personal y espera las Elecciones en Familia

Desde el día jueves pasado, cuando la novia de su hijo Máximo perdiera el embarazo, Cristina Fernández de Kirchner, la Presidenta, suspendió todas las actividades previstas. Según detalla el Diario La Nación, la mandataria de los argentinos, cortó toda actividad y se recluyó con su familia para pasar el delicado momento por la pérdida de embarazo de su nuera está alojada a sólo diez minutos de trayecto en auto entre su casa y la de su hijo, la misma que supo habitar ella cuando Néstor Kirchner fue elegido intendente de Río Gallegos.

Durante el día viernes pasado, Cristina Kirchner no tuvo actividades oficiales, no realizó declaraciones públicas, ni en redes sociales, tampoco recibió visitas de dirigentes políticos locales, sólo salió de su casa una vez y lo hizo para reunirse con Máximo y su novia, María Rocío García.

En las puertas del Chalet del Barrio Jardín desde el momento de su llegada, no hay actividad, salvo en lo que respecta a su custodia.

Cerca del mediodía, la jefa del Estado se dirigió a la casa de su hijo y pasó junto con él dos horas de vida familiar. Según detalla el matutino, llegó sin su hija, Florencia, y apenas acompañada por su secretario privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *