Acceder a Internet desde el Celular

Cada vez son más los usuarios que acceden a Internet desde su teléfono celular, Un estudio de Google, demuestra que un 20 % de los personas con equipos móviles en el mundo, mil millones se conectan online. El informe destaca que los momentos en que se comunican son durante los que están en su casa.  La conexión no es gratis y si tu teléfono celular tiene menos de cinco años seguramente incluye un botón o entrada en el menú para internet.

El estudio que realizó Google indica que el 20% de usuarios de telefonía celular se conecta a Internet.

Por lo general los consumidores utilizan sus teléfonos inteligentes, para realizar búsquedas por internet en un 91% de los casos, usar aplicaciones un 84% y acceder a sus cuentas de correo electrónico un 81%.

Además, un  43% de los encuestados afirma que todos los días ingresa a las redes sociales a través de sus equipos y uno de cada cinco aseguro que diariamente ve videos.

Para conectarse el micro navegador utiliza para entrar a internet la toma de tu compañía celular vía GPRS, la cual no es gratuita y suele cobrarse por cantidad de datos transferidos.

El micronavegadorr funciona de la misma manera que el navegador que el de la computadora para entrar a internet, pero en una versión mucho m{as pequeña, y con muchas limitaciones si lo comparamos con los navegadores para computadora (Internet Explorer, Firefox, Safari, etc.) como por ejemplo:

  • El tamaño de la pantalla es mucho más pequeña.
  • La velocidad de transferencia muy baja.
  • Incompatibilidad con complementos como Flash y Javascript.
  • Se cobra por cantidad de datos transferidos.

Pero esta conexión presenta la ventaja por ser portátil y es la que da la posibilidad de conectarse  desde cualquier lugar, siempre y cuando haya señal, sin necesidad de una computadora.

Generalmente se puede acceder a cualquier página de Internet peor el acceso a aquellas que no fueron específicamente diseñadas para acceder vía celular resulta ineficientes y sobre todo mucho más caro, debido a las limitaciones antes enunciadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *