Steve Jobs los Mandamientos de su éxito

El miércoles falleció Steve Jobs, el creador de Apple y gran genio de la tecnología ideando aparatos desde el garaje de su casa, amaso una gran fortuna desde los apenas 25 años, aunque siempre dijo que el dinero nunca fue su motivación y dormía simplemente en un colchón tirado al costado de su mansión que jamás amueblo. El sitio español Finanzas.com en su revista online XL Semanal, publico los diez mandamientos de su éxito.

De acuerdo a la publicación del sitio, los diez mandamientos de su éxito son:

  1. Mantener equipos de trabajo reducidos: Cuando se inicio Macintosh, la dotación de empleados era de 100 personas, ni una más ni una menos. De ser necesario contratar un empleado más, primero se despedía a otra persona, para que siempre resultará el número de trabajadores exactos. El convencimiento de Jobs, era de que solamente se podía acordar de los nombres de pila de 100 personas.
  2. Usar la zanahoria antes que el palo: Muchas veces Jobs producía miedo, pero como tenía un gran carisma, esto motivaba a sus empleados. Con un entusiasmo contagioso, razón por la cual el personal que diseño el primer Mac  como él, se pasó tres años seguidos trabajando 90 horas a la semana, redundó en un equipo “demencialmente bueno”.
  3. Crear prototipos de todas las cosas: Cuando Jobs sacaba algo al mercado, esto venía precedido por una exhaustiva sucesión de prototipos: el hardware, el software, las mismas tiendas de Apple, etc. Diseñadores y arquitectos estuvieron todo un año construyendo secretamente el prototipo de la tienda ideal en el interior de un hangar situado cerca de la sede de Apple. Finalmente, Jobs, desechó su propuesta y ordenó que volvieran a empezar de cero.
  4. Guardar los secretos: Mientras Jobs reinaba Apple, nadie hablaba. Las tareas eran ejecutadas de manera de compartimentada, para que nadie supiera más de lo que es estrictamente necesario. Este hermético secreto provocaba que exista un interés entusiasta por sus sorprendentes presentaciones de producto, lo que a su vez permitía acaparar los titulares de los periódicos.
  5. Abstenerse de realizar estudios de mercado: Jobs instalo la famosa frase: “La gente no sabe lo que quiere hasta que uno se lo muestra”. Él mismo se encargaba de realizar sus personales estudios de mercado, llevándose a su casa los prototipos y los ponía a prueba durante meses seguidos.
  6. Investigar permanentemente: Cuando diseñaba los folletos comerciales de Apple, Jobs estudió detalladamente el uso que Sony hacía de los tipos de letra, la maquetación y el papel con un peso determinado. Para diseñar la caja de cartón del primer Mac, estuvo paseándose por el estacionamiento de Apple fijándose con atención en las carrocerías de los automóviles alemanes e italianos.
  7. Tomar la decisión y no dar vuelta atrás: Jobs se sentía muy orgullos tanto de los productos que salían al mercado como de aquellos que descartaba por algún motivo. Durante un tiempo trabajó con mucho ahínco desarrollando una clon del Palm Pilot, cuyo proyecto, acabó por cancelar cuando comprendió que los teléfonos móviles iban a imponerse a las computadoras de bolsillo. Esto permitió a sus empleados disponer de tiempo para desarrollar el iPod.
  8. Buscar la perfección: Jobs era muy detallista. La noche anterior a que se lanzará el primer iPod, los empleados se pasaron la noche entera sustituyendo las clavijas de los auriculares porque Jobs consideraba que no hacían clic de la forma precisa y deseable.
  9. Contratar a los mejores: Esta fue su principal consigna. Por eso contrató al arquitecto I. M. Pei para que diseñara el logotipo de NeXT y reclutó a Mickey Drexler, de Gap, para que formara parte del consejo de administración de Apple con vistas al lanzamiento de la cadena de tiendas de la compañía.
  10. Simplificar: Jobs tenía la filosofía del diseño basaba en la constante simplificación. Al diseñar el  iPod les ordenó a los diseñadores que eliminen todos los botones y las teclas de los primeros prototipos. Los diseñadores se quejaron, pero luego crearon la tan icónica función de desplazamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *