Tarjetas de Débito y Crédito sin Restricción para los Dólares

Con las medidas implementadas por el Gobierno Nacional de la República Argentina para evitar la fuga de capitales del país, aparentemente no hay restricciones para usar las tarjetas de débito y crédito en el exterior. Ya que los montos que gastan afuera los argentinos es inferior a los que dejan los visitantes extranjeros. Eso esta avalado por una normativa del Banco Central de la República Argentina, BCRA, Nº 876 que establece que: “las compras de dólares billete para su entrega a una entidad bancaria no requiere autorización de la AFIP“.

Por lo antes expresado el “corralito verde” no está cerrado para las tarjetas de crédito.

Según publicación del diario Ámbito Financiero, cuando un cliente realiza un viaje al exterior utilizando su tarjeta gasta y a su regreso para pagar su saldo del plástico “compra” al banco los dólares y salda su cuenta, dicha operación se hace al cambio oficial, y tal cual marca la norma del BCRA, no necesita ninguna autorización de la Administración Federal de los Ingresos Públicos, AFIP.

Esto es así, ya que el Gobierno no le conviene dar una señal negativa inhabilitando las tarjetas internacionales, algo que no sucedió ni en la mayor crisis económica del año 2001.

DE todas maneras, señala el matutino, que tanto los bancos emisores y empresas administradoras de medios de pago se encuentran alertas. Anteriormente, en épocas  donde el control de cambio la restricción fue del equivalente a $2.000.- por día, o bien el límite máximo que establezca cada país para operaciones por ATM, para efectuar retiros en dólares en efectivo a través de los cajeros automáticos en otros países.

O sea que en apariencias todo hace suponer que el “corralito verde” no está cerrado para las tarjetas de crédito, y esto va en respuesta por una vivencia de una actual amiga que se encuentra de vacaciones en Europa y no puede realizar los retiros de efectivo. Si bien trabaja en relación de dependencia y por no llevar consigo el dinero para evitar robos ó pérdidas viajo con sus respectivas tarjetas dejando en el banco disponibilidad suficiente, y lamentablemente hoy se encuentra ante una situación difícil, lejos de su país y con poco efectivo para costear sus gastos.

El periodista del matutino pregunto a un ejecutivo bancario: ¿Y qué pasa si el cliente retira ese monto durante 15 días seguidos?, la respuesta fue: “Al tercer día se lo frenamos: el cajero va a decirle por pantalla que hay riesgo de fraude, y cuando vuelva a Buenos Aires vamos a explicarle que trabamos la operatoria porque teníamos miedo de que lo hubieran secuestrado, que le hubieran robado la tarjeta y la clave sin que él se diera cuenta, que alguien le había copiado la banda magnética. Todo eso es posible; cuando una persona retira fondos todos los días y por el máximo de la red de ATM, hay algo raro y lo frenamos”.

El banquero además, admite que la venta de billetes por ventanilla cayó al 25% de lo que era antes de las medidas oficiales. “La mitad de la gente no está operando, y de la otra mitad, sólo un 50% logra la autorización de la AFIP“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *