Continua la pelea en el camino a las elecciones electorales

Francisco De Narváez denunció una persecución política del kichnerismo y acusó  a la Justicia de mantener «un doble criterio»: «Son flexibles con las candidaturas testimoniales y a nosotros nos exigen cosas que nunca fueron exigidas» dijo. «Esto es el kirchnerismo que viene, acá ponemos en juego las libertades individuales, el derecho a la propiedad privada» .
Los candidatos de Unión-PRO, Francisco de Narváez y Claudia Rucci, afirmaron que el fallo judicial que inhabilita la postulación de cinco candidatas de ese espacio bonaerense forma parte de «una persecución política» e hicieron blanco en el oficialismo.

De Narváez alertó que «se pone en riesgo la libertad individual, la libertad de poder tener la propiedad privada, y peor que un loco con presupuesto como (Hugo) Chávez es un loco sin presupuesto como (Néstor) Kirchner».

Claudia Rucci,  afirmó que «es un hecho político» la no oficialización de su candidatura por irregularidades en la residencia, y apuntó contra el oficialismo al sostener que «el apellido les trae mucho miedo». Rucci salió al cruce del fallo judicial que la inhabilita para ser candidata en Buenos Aires por irregularidades en la presentación de la constancia de su domicilio y dijo que «siempre» votó en la provincia. «Tengo fe en que esto se va a aclarar.

No tengo palabras ni logro entender los motivos», dijo respecto a la decisión del juez federal con competencia electoral platense, Manuel Blanco, de rechazar su postulación junto a otras cuatro candidatas del espacio opositor.

La dirigente del peronismo disidente e hija del asesinado titular de la CGT José Ignacio Rucci, dijo que «es de locos» la acusación que pesa sobre su residencia, y reclamó que el gobernador Daniel Scioli «diga qué piensa de todo esto para que la gente diga que no son cómplices». En declaraciones al canal de televisión dijo que  «Con todo el dolor del alma tengo que decir que el apellido Rucci les trae mucho miedo, por eso creo que no es contra mía, sino en contra de lo que represento».

Rucci calificó el accionar judicial como «un hecho político, sin ninguna duda», y mostró su desconfianza en el resto de la campaña electoral: «Ya no sé con qué pueden salir, qué armas pueden usar. Me habían dicho que iba a ser duro y difícil pero nunca pensé que iban a poder llegar a tanto».

«Que yo tenga que justificar que vivo en la provincia es de locos. A mi me piden boletas de luz, de gas y de lo que sea, y a (Néstor) Kirchner, ¿qué le piden?», se preguntó la cuarta integrante de la lista Unión-PRO.

Canal 26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *