El Servicio de Subtes pasa a manos del Gobierno porteño

Finalmente el último día del año 2012 hubo acuerdo y a partir de mañana la Administración de la Ciudad de Buenos Aires, se hará cargo de los servicios de subterráneos y del Premetro. Gobierno de la Nación y de la Ciudad compartirán los subsidios por un año, pero aún no fue anunciado si los pasajes mantendrán su precio, actualmente es de $1.10.- Después de un mes de arduas negociaciones y de que la Presidenta, Cristina Fernández, durante un discurso le solicitó a Mauricio Macri que hiciera  un “esfuercito”.

Ya fue confirmado y la transferencia se realizará el día 2 de enero de 2012, primer día hábil del año.

Juan Pablo Schiavi, secretario de Transporte de la Nación, anunció el traspaso el pasado 10 de noviembre, pero el Gobierno de la Ciudad les solicitó más  tiempo.

Ahora, la Secretaría de Transporte de la Nación, que depende del Ministerio de Planificación Federal, anunció oficialmente que el traspaso “será efectivo a partir del primer día hábil de 2012”.

De acuerdo al convenio, el gobierno porteño se haría cargo de “la totalidad de la red de subte y el Premetro, la fiscalización, el control y la potestad tarifaria del servicio”, en tanto, la Nación se comprometería a pagar el 50% de los subsidios por el término de un año, que totalizan más de $400 millones al año.

Pero hasta el momento, ninguna de las partes aclaró se el precio del boleto se mantendrá igual que hasta ahora en $1.10.-

Los subtes actualmente ya funcionan en los papeles bajo la órbita de la Ciudad de Buenos Aires, pero ahora, el acuerdo estableció además un plazo de 90 días para la formalización de las cuestiones legales, económicas, técnicas y administrativas correspondientes a la transferencia del servicio.

Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad, dijo al respecto que el gobierno porteño:

  • tiene “una agenda para los próximos 90 días para definir el resto de los detalles del acuerdo en cuestiones jurídicas y económicas”.
  • cree “que el mensaje más interesante es la esperanza de que los argentinos podamos trabajar en equipo, aún después de mucho costo y desencuentros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *