Docentes exigen Aumento para 2012 del 25%

Ya se dan inicio a la paritarias salariales para este año, el gremio de los docentes exigen un aumento del 25%. Muy a pesar de que el Gobierno Nacional pretende fijar un tope del 18% son varios los sindicatos que pujaran por una suba superior para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores. Alberto Sileoni, ministro de Educación, la primer semana de febrero intentará marcar la cancha para las paritarias provinciales, ofreciendo el 18% y quizás se estire a un 22%, dependiendo de como vengan las negociaciones.

Sergio Romero, secretario general de la Unión Docentes Argentinos, UDA,  afirmó que “la discusión salarial debe darse por encima del 25%” de aumento y con una cláusula que permita la reapertura del diálogo en julio próximo.

Hugo Yasky,  secretario general de la Central de los Trabajadores Argentinos, CTA oficialista,  consideró que la suba no podría ser menor al 25% y su colaborador Pedro Wasiejko añadió que los salarios deberían “ajustarse cada tres o cuatro meses” por la inflación.

Mientras que los gremios que nuclean a los privados aguardan los planteos que Hugo Moyano, líder de la CGT y que en estos momentos se mantiene lejos del Gobierno por reclamos realizados sin respuesta, realizará a la Cámara del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), para luego tomarlo como parámetro y reclamar en consecuencia.

Los camioneros mantienen un marcado desfasaje entre sus salarios, que en los últimos años fueron recompuestos con fuerza y los de otros sectores que avanzaron a paso lento y quedaron a manos con la inflación, o en algunos casos perdieron la batalla.

Mientras que los industriales que están encolumnados de tras de José Ignacio de Mendiguren, vienen manteniendo silencio y analizando con incertidumbre cómo será el año, aunque por lo bajo indican que la mejoras salariales deben ser inferiores a las de 2011 si el objetivo es comenzar a atender la inflación.

Hugo Moyano ya indicó que no bajará de una mejora superior al 24%, igual a la de 2011, a pesar de que los relevamientos privados indican que la inflación del año pasado estuvo apenas por debajo de ese nivel y seguiría desacelerando este año.

Roberto Fernández, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor, UTA, salió a advertir que serán los trabajadores los que pagarán el diferencial de tarifas cuando lleguen a los hogares las boletas de luz, agua y gas, e incluso el boleto de colectivos si es que el Gobierno recorta el beneficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *