Jubilaciones por Moratoria ¿A quién Favorece?

Según un relevamiento realizado por la Sociedad de Estudios Laborales, SEL,  y publicado en el Diario la Nación, la moratoria previsional que les otorgo el beneficio de la jubilación sin haber echo ningún aporte a la Administración Nacional de la Seguridad Social, ANSES, beneficia tanto a personas de bajos recursos económicos, tal como fue la intención, sino que también a los ricos. Esto se debe a que no fue condicionado a un nivel socio económico determinado sino que se otorgo masivamente.

Cuando se establecieron las jubilaciones por moratoria  fue con la idea de otorgárselas a personas en edad de jubilarse pero que no completaron sus años de aportes o, bien nunca los hicieron.

El estudio de SEL consultores señala que: “La incorporación masiva al sistema previsional de personas en edad de jubilarse que, presumiblemente por el desempleo y la precariedad laboral, no habían podido hacerlo parece focalizada en los sectores de menores ingresos, precisamente los más afectados por la baja calidad en el mercado de trabajo”.

Desde SEL Consultores indican que las moratorias para jubilarse benefician tanto a los niveles de bajos recursos como a los ricos por dos principales motivos:

  1. El “acceso a la moratoria no ha estado condicionado al nivel socio-económico, la mayor información debe haber influido para que personas de clase media alta hayan solicitado el beneficio”.
  2. La composición demográfica de la Argentina.

El segundo punto es que de acuerdo a los cálculos de la consultora estiman que en el quintil de hogares de más bajos ingresos apenas el 4,6% de la población son personas en edad de jubilarse, mientras que en los quintiles 4 y 5 (los de más altos ingresos) su participación sube a 18,6% y 17,8%, respectivamente.

Por el motivo de las particularidades demográficas hacen que solamente el 11,4% de las personas que accedieron a una jubilación gracias a la implementación de la moratoria correspondieran al quintil de más bajos ingresos. Al contrario, alrededor de una tercera parte de las personas que empezaron a recibir una jubilación gracias a esa ley corresponde a los dos quintiles de más altos ingresos. Otra cuarta parte corresponde al tercer quintil, es decir, a los jubilados de clase media.

El matutino publica que Ernesto Kritz, director ejecutivo de SEL Consultores, dice que los resultados se deben a que, al momento de diseñar la política, no se tomó en cuenta el perfil demográfico de la Argentina.

Pará Kritz ahora será muy difícil reparar las ineficiencias causadas por estas medidas, pues no se les puede retirar la jubilación por moratoria a las personas que ahora reciben ese beneficio, pese a que no pertenezcan a los sectores más vulnerables.

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *