El Gobierno aspira que la paritarias salarial de los camioneros pongan el tope: 15%

Los gremios hace meses que pelean por las paritarias salariales, el Gobierno espera que Hugo Moyano, titular de la Confederación General del Trabajo, CGT, sea la  pieza clave para poner el tope del 15% en las discusiones salariales para el segundo semestre del año. Hoy, se reunirán el líder cegetista se reúna con la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, FADEEAC, y que esta suba del 15%,  actúe como pauta de referencia para actividades que renegociarán los acuerdos transitorios sellados en lo que va del año.
Por la tarde esta pautada la reunión en el Ministerio de Trabajo entre el gremio de los camioneros y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, FADEEAC, con el fin de llegar a un acuerdo salarial. Si bien todo hace pensar que Hugo Moyano, es la clave del Gobierno para que las paritarias salariales tengan el tope del 15% esas expectativas están un poco lejanas de lo que adelantan las cámaras de los transportistas y de los planes del sindicato de Moyano.

Pablo Moyano informó que “Hemos realizado un análisis de costos de los aumentos de los artículos de la canasta familiar y vamos a exigir un aumento bastante superior al 15%”,  mientras que allegados al sindicato rumorearon que el pedido se ubicará en torno al 20% de recomposición sobre el salario básico y la totalidad de los adicionales de convenio.

Más allá de los argumentos que sustentan el reclamo gremial, Moyano hijo no cerró la puerta a la alternativa de negociar en los términos que proyecta el Gobierno. “Hay que tener en cuenta que un aumento de 15% para otros gremios puede ser muy poco, pero en los salarios de los camioneros es un porcentaje importante. Ya se verá con la marcha de las negociaciones”.

Sin embargo, en diferente postura esta la cámara FADEEAC, que denuncian una retracción de su actividad superior al 30% y con picos de caída del 50% en el interior del país, y aseguran estar imposibilitados para conceder aumentos: “Lo más probable es que terminemos con conflictos en el muy corto plazo”.

En la cámara empresaria que lidera Luis Morales señalan que su mayor preocupación se vincula con la posibilidad de que, si no se producen avances en las negociaciones, el Gobierno imponga un aumento “compulsivo” mediante una resolución de la cartera laboral, tal como ocurrió la semana pasada con las sumas fijas concedidas en las paritarias de la UOM y los petroleros. “No vamos a aceptar que Trabajo imponga ningún incremento, porque esa no es su competencia”.

Además los empresarios del transporte de cargas aprovechan la discusión salarial con Moyano para presionar por el pago de más de $300 millones que el Gobierno adeuda a las firmas del sector en el marco del Régimen de Fomento para la Profesionalización del Transporte, REFOP.

Voceros de los empresarios dijeron que: “El pago de esa deuda podría aportar cierto margen para analizar algún tipo de aumento”, a principio de junio cuando estuvieron reunidos con la presidenta Cristina Fernández el eje de la reunión fue la cancelación de esa deuda, pero según aseguran que solamente se llevaron promesas pero ninguna garantía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *