Se perderá el beneficio del reintegro 3% del IVA en las compras con tarjetas de crédito

Los consumidores perderán el beneficio que hasta ahora venían recibiendo del 3% del reintegro por las compras realizadas con tarjetas de crédito, ya que le gobierno decidió dar por terminado este régimen, mientras que se sigue manteniendo en las compras realizadas con las tarjetas de debito.

Según se comento es que al fisco no le cierra la relación costo-beneficio en dicha devolución del IVA, argumentando que «Es una medida que beneficia casi exclusivamente a las clases medias y altas. Y tiene un costo fiscal de 500 millones de pesos anuales. No tiene sentido que se subsidien los consumos de los segmentos de la población con mayor poder adquisitivo»

El beneficio caduca el 31 de diciembre. Y hoy se publicará en el Boletín Oficial la resolución que prorroga por un año la devolución de 5 puntos del IVA en las compras con tarjeta de débito. Los últimos datos disponibles indican que entre julio de 2007 y el mismo mes de 2006 la AFIP devolvió 1.052 millones de pesos a los consumidores que utilizaron tarjetas de débito o de crédito para pagar sus compras.
Se calcula que más del 50% del monto de las devoluciones equivalen a tarjetas de crédito, a pesar de que se reintegran menos puntos que con las de débito.
Este mecanismo había sido diseñado por Domingo Cavallo en 2001 para los pagos con tarjeta de débito y luego Roberto Lavagna lo amplió para incluir a las tarjetas de crédito, aunque con un beneficio más limitado.

Al principio esta medida fue bancarizar a la población y de este modo reducir la evasión fiscal, esto terminaría en marzo del 2004, pero desde esa fecha se fue prorrogando por cinco veces mediante resoluciones del ministerio de economía.

En el gobierno llegaron a la conclusión que las tarjetas de crédito, además de ser,  patrimonio casi excluyente de las clases medias y altas,  contribuyen en menor medida que las de débito a blanquear las operaciones en los comercios. «Las tarjetas de crédito se seguirán usando, aun sin este beneficio, porque son atractivas para la población a la hora de financiar sus compras y pagar en cuotas». Recalcando la decisión de mantener el beneficio para las operaciones de débito «porque compiten con los pagos en efectivo, que facilitan las operaciones en negro».
  28/12/2007   Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *