Impuesto a los celulares

El Gobierno ya consiguió la media sanción de Diputados en su propuesta del impuesto a los productos electrónicos, en pocas palabras su semana fue exitosa. No solamente logró que la oposición no pudiera en el Congreso derribarles el Decreto de la suba de gas, sino que además,  consiguió en Diputados, con la ayuda de votos supuestamente opositores, dar media sanción a una ley que aplica un nuevo impuestazo, esta vez a productos electrónicos como teléfonos celulares, y que serán, de convertirse el texto en ley, un nuevo golpe al bolsillo de los compradores.

Amado Boudou, ministro de economía, sentó a la oficialista Adeba en la mesa conformada para tratar de convalidar la falsificación escandalosa que se ha hecho y se sigue haciendo. De esta manera el efecto inflacionario no se registra.

Los Kirchner cobra cada vez mejor ritmo y siempre  consiguen que aparezcan voceros empresariales que defienden sus políticas. Tal el caso, del sector textil aparecieron elogios, que además afirman que no faltan mercaderías. El cierre de la Aduana por parte de Guillermo Moreno pone en serios problemas, por ejemplo, a quienes necesiten comprar neumáticos que aquí no se fabrican. Pero Moreno todavía consigue representantes industriales que dicen que es falso que estos problemas existan.

La ley que tuvo media sanción en Diputados pone más impuestos a electrónicos y electrodomésticos importados, que ya tienen muchos tributos que los hacen en muchos casos carísimos, aunque no compitan con producción local.

El Gobierno dice que algunos de esos bienes se fabrican en Tierra del Fuego, pero el programa promocional que se perfeccionó durante la última dictadura militar en realidad subsidia a armaduras e hizo desaparecer la industria local de componentes. Si se aplicara el mismo sistema a la industria automotriz, las terminales locales importarían todas las piezas, con grandes subsidios, y desaparecerían las autopartistas y los autos serían más caros.

Con este nuevo impuesto, los celulares que usa hoy casi todo el mundo, equipos de audio, monitores de computadoras pasan a ser carísimos ya que aumentarían un 30% de su valor. Algunos dicen que es un pago para favorecer al gobierno fueguino del ARI, que dio los votos para el adelanto de las elecciones. Para Norberto Capellán, presidente de la Cámara de Informática y Comunicaciones, no hay un plan de desarrollo detrás de la ley, que “terminará beneficiando a cinco empresas”.

Algunos empresarios han tomado partido por proyectos alternativos. Guillermo Dietrich (h) se sumó al gobierno porteño. Mauricio Macri lo designó poco antes de partir de vacaciones con su pareja, tratando de mantener en secreto que su destino era París.

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *