ARBA: Puso un tope para el impuesto inmobiliario

Rafael Perelmiter, titular de la Agencia de Recaudación Buenos Aires, ARBA, mantuvo una reunión ayer con la Mesa Agropecuaria bonaerense, integrada por los dirigentes de  Coninagro, Carbap, Sociedad Rural y Federación Agraria, y acordaron  fijar límites al impuesto inmobiliario rural. Pondrán un tope al incremento tributario y no habrá revalúo a los campos. Aseguraron también que no se gravará la actividad en los puertos.

La reforma fiscal sancionada por la legislatura fue modificada por el gobierno bonaerense y las entidades de la Mesa Agropecuaria Provincial,  llegando a un acuerdo este viernes, en la reunión realizada en La Plata,  donde se contempla poner un tope al aumento del impuesto Inmobiliario Rural y la no aplicación del revalúo de las propiedades realizado en 2005.

Perelmiter dijo que el entendimiento al que arribaron el gobierno y el campo, sobre el aumento en el impuesto inmobiliario rural, significará para la provincia la resignación de $15 millones en la recaudación de ese tributo durante 2010.

El titular de ARBA, explicó que con la modificación que se hará a la reforma fiscal, “la provincia resigna recaudación al bajar de 170 a $155 millones” lo que iba a ingresar a las arcas provinciales por el incremento del Inmobiliario Rural.

Diciendo que: “A este acuerdo no llegamos sin esfuerzos, hubo opiniones fuertes de un lado y otro, y ahora resta someterlo a consideración del gobernador Daniel Scioli y enviarlo a las cámaras legislativas”.

El acuerdo implica que:

  1. A los campos no se le aplicará el revaluó realizado en el 2005, que la provincia se dividirá en 5 zonas para determinar el aumento del impuesto y que en ningún caso podrá superar el 39 por ciento.
  2. También se ratificó que los distritos del sudeste bonaerense afectados por la sequía seguirán exentos del pago del impuesto tal como lo establecía la ley y que en la Cuenca del Salado, dedicada a la cría de ganado, el aumento no podrá superar el 20 por ciento.

Mario Raiteri, dirigente de Coninagro, informó además que se específico que: “sólo se gravarán las construcciones para la producción tales como galpones o casillas que realicen los productores si superan una valuación de 100 mil pesos”.

Explicó que también se acordaron nuevas reuniones: “para que en lo que queda del año y el próximo se trabaje en la modificación de la estructura del impuesto inmobiliario Rural”.

La ley sancionada la semana pasada por la Legislatura, que aún no fue promulgada por el Poder Ejecutivo, establece un incremento promedio del Inmobiliario Rural del orden del 40% y la aplicación del revaluó de 2005 para tomar el valor fiscal de los campos.

Además, según contó una fuente del Poder Ejecutivo, es que la norma incluyó además un artículo que grava con una tasa la carga y descarga de mercadería en los puertos bonaerenses, aunque el gobierno se comprometió a suspender esa medida por 90 días.

El vocero explicó que tanto la suspensión de la tasa en los puertos como el nuevo esquema del Inmobiliario Rural se materializarán a través de un proyecto de ley correctivo que se enviará la semana próxima a la Legislatura.

Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *