Facturas truchas, prisión y embargo

La Administración Federal de Ingresos Públicos, AFIP, por una denuncia la Justicia pudo desactivar una asociación ilícita que se dedicaba a facilitar la evasión fiscal de las obligaciones tributarias al fisco nacional, dictando prisión preventiva y un embargo de $20 millones a un “falso” empresario por su participación. La justicia comprobó que habría al menos seis personas involucradas todos procesados.

La AFIP origina una denuncia contra una empresa dedicada a la construcción por utilización de facturas apócrifas, en el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario N°1, a cargo de Javier López Biscayart.

Con la documentación presentada por el organismo, la Justicia detectó que en realidad se trataba de una asociación ilícita destinada a facilitar la evasión de obligaciones tributarias.

La justicia pudo comprobar que por lo menos habría seis personas involucradas en esta banda delictiva y todos se encuentran procesados. El dictado de la prisión preventiva y el embargo por $20 millones recayó sobre uno de los miembros de la organización que se había fugado al exterior.

La banda delictiva utilizaba el siguiente mecanismo:

  • Reclutando personas que generalmente eran de bajos recursos, para integrar formalmente sociedades comerciales, donde confeccionaban libros falsos (registros de accionistas, actas de directorio y asambleas) así se formalizaba la constitución de las sociedades mediante intervención notarial.
  • La sociedad luego era inscripta ante la Inspección General de Justicia.
  • Por lo que la AFIP, se encontraban en condiciones de autorizar a emitir las  facturas apócrifas para distribuir a los potenciales “clientes” a fin de facilitar su evasión tributaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *