Dulce de leche Gándara será chino

El Juzgado en Primera Instancia en lo Comercial N° 25, que trata la quiebra de la empresa Compañía Láctea del Sur SA (ex Parmalat) remató a la empresa Gándara que fue comprada por inversores de la República Popular China, junto con socios de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos de la República Argentina, CASRECH, convirtiéndose en los nuevos dueños de la empresa láctea Gándara, incluyendo su planta industrial y todas sus marcas.

De esta manera, el dulce de leche Gándara será chino, concretándose la compra a través del remate, la oferta base había sido fijada en $ 3,7 millones, y finalmente los chinos terminaron desembolsando 7 millones de pesos.

La empresa Gándara fue adquirida en  el año 2004 por un grupo de inversores encabezado por el empresario Sergio Tasselli, que luego de anunciar un fuerte plan de inversiones presentó a la firma en concurso de acreedores con una deuda de $ 230 millones. Des entonces, la empresa láctea fue perdiendo mercado, despidió personal e ingresó en una profunda crisis, sin producción y con graves conflictos laborales.

Ahora los flamantes nuevos dueños chinos se comprometieron a mantener los puestos de los 50 operarios que se encontraban trabajando en el último tiempo, y su idea es que en un plazo de 60 días volverán a comercializar sus productos no sólo entre los autoservicios chinos, sino también en el resto de los canales.

La operación de compra no solamente abarca a la planta que tiene Gándara en la localidad bonaerense de Lezama, sino también todas sus marcas, incluyendo Gándara -que históricamente tuvo una fuerte participación en la categoría dulce de leche, quesos blandos  Saavedra, Dulce de leche Chascomús  y la línea de postres  Sandy.

Con esta compra de una empresa láctea para los autoservicios chinos, significa un primer paso en un proceso de integración vertical. Diferenciándose al resto de los supermercados, los cuales utilizan y trabajan las marcas propias, pero que no son elaboradas directamente por las cadenas minoristas sino por fábricas independientes.

Otros de los candidatos a quedarse con Gándara fueron la empresa láctea Vacalin (de la familia Rodríguez) y el grupo Adecoagro, que cuenta entre sus socios al inversor húngaro-norteamericano George Soros.

En el año 1928 nació Gándara como una cooperativa láctea y en su mejor momento llegó a contar con más de 700 empleados en su planta de Lezama. En 2001 la empresa fue adquirida por el grupo italiano Parmalat, que poco después se presentó en bancarrota. Sus negocios locales pasaron a manos del empresario Sergio Tasselli, que tampoco logró relanzar la compañía.

Presencia nacional

En la Capital y el Gran Buenos Aires en la actualidad funcionan más de 3100 autoservicios de la colectividad china, mientras que en el interior suman otros 3700. Casrech, por su parte, es una de las dos cámaras que agrupan a los comerciantes chinos.

Los autoservicios logaron un mayor crecimiento compitiendo contra cadenas internacionales, regionales y nacionales y, según las estimaciones de las cámaras del sector, el ingreso promedio de un supermercado chino ronda los 5000 pesos diarios, lo que, multiplicado por el número de locales y por treinta días al mes, significa una facturación anual superior a los 15.000 millones de pesos.

La Nación

Un comentario

Responder a M Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *