Continua muy cruda la pelea entre industriales y UOM

La pelea entre sindicalistas del gremio de UOM y representantes industriales continua cada vez mas difícil, la Asociación de Industriales Metalúrgicos ADIMRA, una de la principales cámaras empresarias, acuso al gremio de alentar despidos y cierre de fábricas.

Muy lejos de las apuestas oficiales para llegar a un acuerdo salarial en el sector metalúrgico, las posiciones de empresarios y sindicalistas se distancian cada vez más. A la decisión del gremio de Antonio Caló de iniciar mañana un paro por turnos para reforzar su reclamo por un incremento salarial de 30%, los industriales respondieron ayer con una dura solicitada en la que acusaron a la dirigencia sindical de actuar con «intransigencia» y poner en serio riesgo la estabilidad del sector. «Nuevamente ingresaremos en una etapa –no deseada– de suspensiones y despidos por la paralización de líneas de producción y eventuales cierres de plantas», advirtió la declaración firmada por la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), una de las principales  cámaras empresarias que negocia la paritaria con la UOM.

El sector empresario dijo que desde el año 2002 los salarios de la actividad aumentaron un 324%, triplicando la evolución del costo de vida medido por el Indec en el mismo período, y se quejaron de que el gremio pretenda obtener en la actual negociación una suba de 30% «desestimando su impacto en los costos» y la pérdida de competitividad del sector.

Refiriéndose a la solicitada sacada por la cámara ADIMRA Antonio Caló, dirigente de la UOM ayer en un programa radial lo definió como «Es un golpe bajo»,  y  volvió a defender el aumento pretendido por el gremio, al que calificó de «sensato», y ratificó el plan de lucha que la UOM iniciará mañana para presionar por la recomposición salarial.

El gremio de UOM decidió el jueves convocar a medidas de fuerza, con paros de una hora por turno y protestas frente a las fábricas después del fracaso de las negociaciones con los empresarios para acordar la pauta salarial. En la última reunión paritaria, realizada el martes pasado con la intervención del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, las cámaras industriales condicionaron la posibilidad de mejorar su oferta salarial de 12% a que el Gobierno se comprometa a conceder una serie de beneficios impositivos que garanticen la rentabilidad y competitividad del sector, lo que duramente cuestionado por el gremio.
Durante el fin de semana trascendió que hoy habría un nuevo intento de la cartera laboral por reabrir la instancia de negociación, pero en sectores gremiales y empresarios eran pesimistas respecto a la posibilidad de que puedan levantarse las medidas de fuerza.
El conflicto metalúrgico se inscribe, además, en medio del contundente gesto que el ex presidente Néstor Kirchner ofreció el viernes último a Caló, al ubicarlo junto a Hugo Moyano en los principales lugares de su lista para la futura conducción del Partido Justicialista. Dentro de la CGT, la decisión de Kirchner fue leída como una clara señal en favor de que el jefe de la UOM secunde a Moyano en la renovada cúpula de la central obrera que asumirá en julio próximo.

 

 21/04/2008 – El Cronista –

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *