UOM: Adecuación del Convenio Colectivo de Trabajo 260/75

En una charla con Luis Barrionuevo, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, informó que se encuentra trabajando en la adecuación del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) 260/75. El gremialista recalcó que no es posible trabajar con una ley de 1975 con las nuevas tecnologías por lo que es necesario volverlo más moderno.

Caló recordó que en sus inicios en la UOM tenía 60.000 empleados metalúrgicos y utilizaba dicho CCT, el mismo que usó en 2015 con 230.000 afiliados y hoy en día que tiene 170.000.

De acuerdo al sindicalista, el problema no es la ley, la cual no da ni quita empleo, sino los planes económicos. Para ejemplificar, él aseguró que lo mismo le ocurrió al Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte (Smata) que tenía 29.000 trabajadores, ascendió a 70.000 y bajó a 30.000.

“El problema son las políticas”, sentenció e indicó que en la actualidad su gremio cuenta con 2.800 Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) menos.

Antonio Caló destacó que su sindicato ha colaborado con el Gobierno de Mauricio Macri llevando tranquilidad. “Más acompañamiento que tuvo el movimiento obrero con este gobierno no lo tuvo nadie”, comentó y recordó que mientras a Raúl Alfonsín se le hicieron 13 paros a la actual administración únicamente se le hizo una medida de fuerza de 24 horas y otra que comenzó a las 12 del mediodía.

Si bien afirma que los trabajadores siempre colaborar, él indicó que los que no han colaborado con el Gobierno han sido aquellos que tienen la plata, los mercados y los bancos.

Respecto a una posible reforma laboral, el titular de la CGT comentó que está a favor de que se reformulen algunos convenios atrasados. Al momento de sentarse en la mesa de negociación con los empresarios, él indicó que los gremios van a jugar al truco para tratar de empatar sin sacar ventajas.

Para finalizar, respecto a la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), Caló aseguró que siempre ha estado unida a pesar de las circunstanciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *