Lamparitas incandescentes quedan prohibidas desde el 2011

La Cámara de Senadores sancionó la ley que prohíbe, importar y comercializar las lámparas incandescentes de uso residencial general en todo el país a partir del 31 de diciembre de 2010.

Además el proyecto de Ley establece que el Poder Ejecutivo podrá dictar las medidas necesarias para la importación de lámparas de bajo consumo y reducir o liberar de gravámenes y tributos de importación.

Acompañando así la iniciativa del gobierno nacional de reemplazar el uso doméstico de las lámparas incandescentes por otras de bajo consumo.

La medida podría provocar el cierre de la única fábrica de lamparitas que existe en nuestro país, OSRAM, ubicada en Beccar, en la cual trabajan 220 empleados. Provoca la eliminación de producir esa clase de lámparas con el objetivo de favorecer le uso de  las lámparas de bajo consumo

En la empresa prefieren no hablar saben que tendrán que hacer “algo” en sus instalaciones. Entre los competidores y en el mercado se dice que la planta va a cerrar. En la empresa hablan de una “posible transformación para el nuevo escenario”.

Cuando le gobierno impulso el plan de ahorro energético y entrego lámparas de bajo consumo, esta como todas las que circulan en nuestro país son importadas de China y países asiáticos. Es poco probable que en el país se fabriquen lámparas de bajo consumo, ya que el mercado local no cuenta con la escala suficiente como para justificar la inversión millonaria que demandaría un emprendimiento de esta naturaleza, sostienen en el sector.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *