Alberto Fernández daría un aumento del 9% al 10% a jubilados y AUH

El Gobierno ya ha definido cómo será el aumento de marzo de 2020 a jubilados, pensionados y titulares de asignaciones familiares, tanto SUAF como la Asignación Universal por Hijo (AUH). De acuerdo a lo trascendido, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que llevará la firma del Presidente Alberto Fernández incluiría una suba promedio del 9% al 10%. El anuncio sería realizado el día de mañana en el marco de una conferencia de prensa.

La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva suspendió los aumentos por movilidad por seis meses. En este tiempo los incrementos se establecerán por decreto.

De a cuerdo a lo trascendido, el aumento de marzo no sería el mismo para todos, dependerá del tipo de prestación cobrada y e monto de la misma. Esto beneficiará a 18 millones de personas que cobran jubilaciones u pensiones del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), Pensiones no Contributivas (PNC), la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), asignaciones familiares del SUAF, AUH y Asignación por Embarazo para la Protección Social.

Si se hubiera aplicado la Ley de Movilidad, el aumento de Anses sería del 11,56%. A pesar de ello, la suba promedio sería de entre un 9% y 10%.

El aumento a la AUH, que reciben 2,2 millones de familias por poco más de 4 millones de chicos, sería mayor al 11,56.

En el caso de los jubilados y pensionados se otorgará una suma fija y un porcentaje. Esto llevará a que los que menos cobran recibirán un ajuste proporcionalmente mayor al resto. Se estima que los de la mínima obtendrán un ajuste que irá del 11% al 12% pero los que tienen un haber mayor recibirán poco más del 4%.

Hoy en día, el haber mínimo es del $14.068. Con esta suba se ubicaría en los $15.750.

Conforme a datos provistos por Anses, 3 millones de jubilados cobran la mínima; 1,5 millones PNC y PUAM que son del 70% y 80% de dicho piso, respectivamente; y 2,8 millones cobran un haber mayor.

En un primer momento, Anses pretendía respetar el 11,56% para todos pero aplicar un aumento escalonado de acuerdo a los haberes mensuales. Sin embargo, el Ministerio de Economía insistió en que la suspensión de la movilidad tenía como objetivo generar un ahorro fiscal por lo que el incremento global debería ser menor.

Obviamente, la medida que se tomará podría desembocar en una ola de juicios contra Anses. Como indican abogados especializados en derecho previsional, el 11,56% es un derecho adquirido de los jubilados y pensionados. Ese porcentaje corresponde al período julio – septiembre de 2019 y las leyes no se pueden aplicar de manera retroactiva.

La actual administración confía en que los jueces contemplarán la emergencia social al momento de analizar los casos. A pesar de ello, ya un juez federal de la Provincia de Salta ha advertido que los aumentos por decreto nunca pueden afectar el principio de progresividad o de prohibición de regresividad de los derechos económicos y sociales ni disminuir el grado de protección ya alcanzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *