Perspectivas Económicas de la Argentina

Latinoamerica De acuerdo aun artículo publicado por Buenos Aires Económico, las perspectivas económicas de la República Argentina, continúan y seguirán siendo favorables, después del bache producido durante el año 2009, se recuperó y mantiene un alta tasa de crecimiento. Durante el año 2011, si bien depende mucho de la evolución en la orientación de la política económica, se pronostica que se mantendrá  un ritmo comparable al actual y, a mediano plazo.

Las perspectivas de la economía de la República Argentina continuaran y siguen siendo favorables, ya que dadas las condiciones, internas e internacionales, para sostener, a mediano y largo plazo, una alta tasa de crecimiento.

Todo dependerá de como se resuelvan los problemas pendientes y que son fundamentales, muy especialmente cuatro e interdependientes y de necesaria resolución simultánea, como son:

  • Poner a funcionar la formación de una economía integrada y abierta, sustentada en el pleno desarrollo de la industria, el campo y las economías regionales
  • Lograr una inserción simétrica no subordinada en la economía mundial global
  • Ponerle fin a la pobreza promoviendo la equidad
  • Consolidar un Estado eficiente capaz de desplegar las políticas públicas para los objetivos anteriores e impulsar la sinergia, entre las esferas pública y privada, para el desarrollo sustentable con equidad.

Los problemas antes enunciados, van en contra de los pronósticos apocalípticos que prevalecieron un pasado no muy lejano, como son la inminencia de una crisis energética, la explosión inflacionaria, el derrumbe de la actividad agropecuaria por el conflicto del campo y el nuevo default de la deuda pública. Todo quedó en solamente pronósticos y no sucedieron como tampoco es previsible que suceda, ya que nos encontramos en presencia de un cambio de época, fundado principalmente en dos hechos:

  1. La economía se encuentra parada en sus propios recursos.
  2. El Estado ha recuperado la gobernabilidad de la macroeconomía.

Según los analistas y operadores económicos, las tendencias actuales son favorables y pueden sostenerse en el tiempo. La mayoría coinciden acerca de las perspectivas de corto plazo de la economía argentina.

Según el informe de Buenos Aires Económico, haciendo un resumen y sacando el tema de los precios por las nubes, el comportamiento previsible de la economía argentina sigue figurando entre las mejores de América latina y del resto del mundo. Los pronósticos apocalípticos no se verificaron, pero continúa el ambiente de crispación en el debate político y un «clima» de conflictividad social que debilita el crecimiento por sus efectos negativos sobre la toma de decisiones de inversión y, consecuentemente, de aumento del empleo. Ese «clima» excede ampliamente una conflictividad laboral que es relativamente baja.

La República Argentina se encuentra considerada en condiciones de vivir con lo propio, bien parada en sus propios recursos y abierta al mundo. Si enfrenta con éxito los mencionados cuatro problemas, y pasa el 2010, el país puede crecer a más del 6% anual, proponiéndose erradicar la indigencia en un bienio y la pobreza en una década, alcanzar el pleno empleo de la fuerza de trabajo, bajar a expresiones mínimas el trabajo no registrado y provocar una mejora generalizada del nivel de vida y, sobre todo, de su calidad en libertad y democracia.

Buenos Aires Económico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *