Estafas a jubilados ofreciendo vacuna contra el Coronavirus

La Dra. Laura Kalerguiz ha advertido a los televidentes de Telefe que, lamentablemente, delincuentes están llevando adelante estafas a jubilados ofreciéndoles la vacuna contra el coronavirus Covid-19. De acuerdo a la abogada, las mismas son llevadas adelante por llamados telefónicos, redes sociales y correos electrónicos. De esta forma, los delincuentes se están aprovechando de los adultos mayores que hace mucho tiempo no pueden ver a sus seres queridos y están aterrados por la pandemia.

Durante la pandemia crecieron las estafas electrónicas y los bancos no dan una rápida respuesta a las víctimas.

La Doctora Laura ha informado que la modalidad utilizada por los estafadores varía, va desde hacerse pasar por un familiar hasta un funcionario público. En el ilícito se ofrece la vacuna a cambio de que brinden datos para acceder a la cuenta de homebanking.

Otra modalidad empleada es que concretan una cita en un cajero automático para que se haga la entrega del dinero en efectivo con la promesa de llevar a la persona posteriormente a un centro de vacunación.

La aplicación de la vacuna contra el coronavirus es completamente gratuita, los vecinos de la provincia de Buenos Aires pueden anotarse en la dirección web https://vacunatepba.gba.gob.ar. En caso de recibir un llamado sospechoso de este tiempo es necesario colgar inmediatamente.

Cabe señalar que, por desgracia, a pesar del crecimiento de delitos electrónicos, los bancos no brindan una rápida solución a sus clientes. De hecho, en la mayoría de los casos se deben iniciar acciones legales contra las entidades bancarias para que brinde algún tipo de respuesta generando, obviamente, una desconfianza en el sistema bancario.

A modo de ejemplo, un cliente del Banco Galicia fue estafado por las redes sociales dado que es el único canal de atención que ofrece dicha entidad después de las 17:00 horas. El cliente informó al banco de forma inmediata de lo que estaba ocurriendo por todos los medios e incluso se le dio una respuesta de que sus cuentas fueron bloqueadas, tanto el acceso como los débitos, pero no fue así, siguieron siendo utilizadas por los estafadores. Al día siguiente, en la sucursal todos los empleados estaban al tanto de lo ocurrido y le comentaron que el sistema emitió una alerta mientras se producían los extraños movimientos pero la misma fue ignorada por quienes podían hacer algo al respecto.

La estafa ocurrió en enero pasado y, hasta el momento, la única respuesta que se brinda es “Se está analizando el caso”. Una de las cosas que hicieron los estafadores fue solicitarle un crédito, cuya cuota ya comenzó a ser descontada al cliente a pesar de que, cada semana, en la sucursal le informan que ese es el tema más simple a resolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *