Caos por reclamos salariales de los Bancarios

Ayer circular por la Capital Federal fue un caos generado por los gremios bancarios y UOM, que reclaman aumento salariales superiores al 22%. Se cortaron las calles, pintadas con aerosoles y roturas de vidrios en los bancos. 
Todo comenzó desde muy temprano y que a las 9 hora un grupo de 500 personas vinculadas al sindicato de los bancarios se juntaron en Corrientes y Florida para desde allí dirigirse a las casas matrices de las bancos privados y públicos  ubicadas en la calle San Martin y Reconquista, esto ya provocó gran congestión de transito, justo a la hora que comienzan a abrir sus puertas las entidades financieras. Luego se dirigieron por las calles 25 de Mayo y Bartolomé Mitre hasta  Sarmiento al 300 donde esta la sede de sindicato de la bancaria, todos con carteles, bombos, redoblantes, volantes y pancartas.
Debido a la movilización los bancos del centro porteños trabajaron con muy poca atención al público. En algunos de ellos se produjeron pintadas adentro del banco con aerosoles.
Juan José Zanola,  secretario general de la Asociación Bancaria, advirtió que “si el único idioma que entienden (las cámaras empresariales del sector) es el conflicto, van a tener conflicto hasta el día del juicio final”. E instó a los trabajadores a “prepararse para la lucha”.
Indicando también la posibilidad de realizar otro para como el día 24 de abril para la próxima semana.
Reclamo
Eduardo Berrozpe,  secretario de Prensa del sindicato,  explicó que el conflicto “está muy lejos de resolverse” ya que los trabajadores reclaman un incremento de 25%, mientras que la oferta empresaria es del 14%.
sosteniendo que “Los responsables de esta crisis son los máximos dirigentes de las cámaras bancarias”,  y añadió que “esto no se soluciona con llamados telefónicos de último momento o con lamentos. El problema viene desde diciembre y ya estamos cansados”. Anoche, el gremio daba autorización oficial a Zanola para encabezar una marcha y decidir un paro.

07/05/2009 – Ámbito Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *