El Gobierno ganó ampliamente, ahora se esperan los Cambios Económicos

Tal como esta previsto Cristina Fernández de Kirchner ganó ampliamente las elecciones presidenciales del domingo, ahora los empresarios esperan del Gobierno los cambios económicos que debe realizar de manera urgente. Según publicación de Profesional.com, los ejecutivos de negocios están convencidos de que la crisis global acelera los tiempos y que es el momento propicio para un “service” al modelo actual en nuestra economía.

La Presidenta luego de su avasallante triunfo tiene un amplio margen para maniobrar y avanzar en realizar ajustes necesarios en cara delos próximos cuatro años de mandato.

Mirando la crisis global del mundo los analistas y empresarios argentinos consideran que no hay mucho tiempo para dilatar las correcciones necesarias en la Argentina.

En los discursos anteriores tanto de la mandataria como de sus allegados se dieron indicios de que los primeros “retokes” y todo hace suponer que  vendrán del lado de atenuar la pérdida de competitividad, producto de la alta inflación y de un tipo de cambio que corre muy de por debajo, algo que ha llevado al país a un fuerte encarecimiento de sus costos en dólares.

Cristina señaló que: “Vamos a corregir lo que haya que corregir, mejorar lo que haya que mejorar”.

Profesional.com que indagó entre empresarios y analistas los 10 temas que, esperan, conformen la agenda de la Presidenta en cuanto al “service” que deberá el Poder Ejecutivo realizar al actual modelo:

1) Tratar de bajar la inflación en dólares:

El atraso cambiario es uno de los temas fundamentales y de rápida solución. Ya que, mientras la inflación anual llega casi al 24%, los dólares solamente se han actualizado un 5%.

Los costos en dólares mucho más caros ocasionan que vender los productos nuestros al mundo se hace cuesta arriba.

Sucediendo esto en medio de un contexto de crisis internacional lo hace cada vez más complicado.

Los empresarios tienen posibles alternativas con soluciones, las cuales van desde las más racionales, como la de achicar achicar la brecha entre inflación y subir el dólar, hasta la de recurrir a “viejas recetas”, como la de un desdoblamiento cambiario.

2) Moderación de los reclamos salariales:

En este tema los empresarios pretenden la convocatoria entre empresas, Gobierno y Sindicatos para llegar a un acuerdo tripartito.

Con este acuerdo tripartito, la pretensión es de moderar los reclamos por los aumentos de salarios, acompañados de la suba de precios.

Públicamente los sindicalistas ya expresaron que colaborarán en esta cruzada.

Días atrás, Hugo Moyano , líder de la Confederación General del Trabajo (CGT), afirmó que el “país no va a ser el mismo” el próximo año y anticipó que en el nuevo escenario se tornarán muy complicadas las negociaciones salariales.

3) Deberá Ajustar el tipo de cambio:

Este punto esta directamente relacionado con los dos puntos anteriores ya que se trata de que una parte del empresariado reclama la inmediata actualización del tipo de cambio con la finalidad de recuperar el terreno perdido en cuanto a competitividad, tanto a nivel interno como externo.

Los ejecutivos de los negociones que están afectados por lo que denominan “atraso cambiario” apuestan a que el Gobierno acelere la devaluación del peso.

Enrique Szewach, economista argentino destaca que: “El dólar débil para los sectores industriales es un problema, porque los hace menos competitivos en el mundo”.

Son varios los colegas que estiman que en el año 2012 el dólar crecerá a una tasa anual que tendrá como piso una suba del 10%. Y estiman un precio base de $4,50 a $4,60.

4) Que el Congreso ponga un freno a las leyes “anti-empresa”:

En estos momento existen varios sindicalistas que avanzan con reformas y modificaciones a la Ley de Contrato de Trabajo que, si se llegan a aprobar, cambiarían las reglas de juego a los empresarios desembocando en un aumento de costos.

El Gobierno en este contexto, que tiene como uno de sus ejes centrales moderar los salarios y ocasionan el aumento de precios, deberá tratar de frenar muchas iniciativas que en este momento impulsa   Héctor Recalde, diputado y asesor legal de la CGT.

Uno de los proyecto que más cuestionan los empresarios es el de la repartición de ganancias entre los empleados, ya que lo consideran como un desincentivo a la inversión. Aparentemente el Gobierno hasta este momento la mantiene “congelada.

5) Favorecer las condiciones para mantener boom de consumo:

Frente a la gran crisis global, buscar “refugio” en el mercado interno es otro de los ejes del Poder Ejecutivo.

La Presidenta con sus palabras dio muestra de ello anticipando que: “Hay que redoblar los esfuerzos” para profundizar el modelo donde se deben “articular los intereses de los 40 millones de argentinos”.

El Gobierno continuará con los programas oficiales como “LCD para Todos”, que se extendió a los equipamiento y decodificadores digitales hasta netbooks.

Actualmente, se esta pensando en dar impulso al “Auto Popular Argentino” y en la entrega de TV portátiles, a unos $800.

si se llega a producir una gran merma en las exportaciones, los funcionarios del equipo económico han adelantado que, se apuntará a generar una demanda interna que sea capaz de atenuar la merma en las ventas fronteras afuera.

6) Ofrecer Planes de Créditos Hipotecarios:

Roberto Feletti, recientemente electo Diputado Nacional por el FpV, la semana pasada anunció que se llegase a ocupar una banca, tal cual ya sucedió, avanzará en otorgar préstamos para viviendas, una de las grandes falencias que tuvo el Gobierno K.

La intención de avanzar con esta iniciativa prevé impulsar a la caja de la Administración Nacional de la Seguridad Social, ANSES, como mecanismo de fondeo para poder ofrecer tasas subsidiadas.

El Gobierno tiene la idea de que la tasa este en el orden del 10%. La mitad de lo que se ofrece actualmente en el mercado.

7) Afianzar los mercados de créditos:

El pedido de los empresarios es de que el gobierno avance sobre este tema y le otorgue mejores condiciones de financiamientos.

Hasta el momento, el Gobierno solvento gastos con dinero que sacó del ANSES y de la reservas del Banco Central de la República argentina, BCRA.

Llegar a una reconciliación con los mercados de crédito es una petición de las grandes empresas para poder fondearse a tasas más bajas.

Unos días atrás, se confirmaron importantes indicios en los avances de las negociaciones para cancelar la deuda con el Club de París, cuyo pasivo data desde 2001.

Feletti afirmó que el pago de lo adeudado ahora es “muy cómodo de cumplir para la Argentina”, ya que sólo representa el “12% de las reservas o menos del 10% de las exportaciones”.

También Amado Boudou, ministro de economía y recién electo vice presidente de los argentinos, señaló que este pasivo iba a quedar resuelto antes de fin de año.

8) Atender los problemas de exportación de productores agrícolas:

La Presidenta últimamente se mostró mucho más conciliadora con el sector rural, tras el fuerte enfrentamiento del año 2008.

En el almuerzo que tuvo con Coninagro, su titular, Carlos Garetto, festejó “el fuerte gesto político” para solucionar “la problemática de la comercialización del trigo”.

Encuentro que el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, calificó de “extraordinario”, y sobre el que agregó: “Siempre existen inquietudes y trabajamos para encontrar soluciones”.

9) Más protección frente el ingreso de productos importados:

El Gobierno viene trabajando sobre el tema del cierre parcial de las fronteras ante el ingreso de productos importados.

Bajo el lema de Protección a la industria Nacional ó Compre Argentino, los empresarios renovarán sus peticiones para que el Poder ejecutivo los proteja de la avalancha de importaciones.

Mucho más, ahora ante la crisis global, que se exportará mucho menos y necesitan vende en el mercado interno.

Los ejecutivos de negocios ya escucharon aliviados los dichos de la Presidenta y de la de sus funcionarios.

Débora Giorgi, actual ministra de Industria, dijo que:

  • “Se acabó el verso del país de felices consumidores con empresas que cierran”.
  • “Si volvemos a tener planchas importadas a 5 dólares en Argentina, seguramente las veríamos sólo por las vidrieras y no las podríamos comprar, ya que no tendríamos trabajo”.

El día de la Industria, Cristina había expresado que apostaba por sustituir importaciones por el equivalente al 45% de los actuales ingresos de artículos.

10) Abrir el juego para evitar la “Brasil-dependencia”:

Débora Giorgi, al presentar hace muy poco el Plan Estratégico Industrial para el año 2020, puso en evidencia que se diversificarán los destinos de exportación y se apuntará a ganar presencia en mercados no tradicionales.

De acuerdo a los dichos de la ministra, hay potencialidad ya que, la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, tiene importaciones de valor agregado de extrazona por u$s457.500 millones.

Giorgi recordó que ya el 20% de las ventas argentinas al mundo se dirige a mercados como Oriente Medio, Egipto, el Magreb y el sudeste asiático.

Además, instó a enfocarse en productos de alta gama hacia Estados Unidos y Europa que, a pesar  a la crisis mundial, continúan consumiendo.

La funcionaria aclaró que: “Todavía podemos crecer mucho en alimentos gourmet, productos frescos, software, calzado y confecciones, autos y autopartes, sembradoras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *