Gripe A: Se modificaron los hábitos en la Argentina

Como consecuencia de la Gripe A, H1 N1 se modificaron los hábitos en la Argentina ya que varios sectores extremaron las medidas de prevención, cambiando las costumbres para hacer frente a la enfermedad.  Los más afectados son los sitios  de concurrencia masiva, cuyos propietarios debieron cambiar varios aspectos de los servicios que ofrecen para mantener todas las medidas de bioseguridad. Algunos Shoppings no permiten el ingreso de menores de 18 años.

El Ministerio de Salud porteño aconsejo medidas preventivas, las cuales fueron acatadas por los sitios de comida algunas de ellas son:

  • Separación de un metro o más entre los comensales
  • Limpieza de las mesas y la vajilla con alcohol delante del cliente
  • Uso de barbijo, cofia y guantes para el chef y el personal de cocina
  • Desinfección de todo el local con agua lavandina
  • Colocación de dispenser de jabón y toallas descartables, o incluso alcohol en gel, en los baños
  • Colocar mesas al aire libre (en patios, jardines, terrazas y veredas)
  • Ventilar los ambientes de uso común.

Oscar Goldadler, presidente del restaurante Casa de Vietnam en la Argentina, explicó que: «Queremos cuidar la salud de nuestros clientes y garantizarles un espacio seguro para que puedan distenderse y disfrutar (…). Como valor agregado, ante el cierre de teatros y otros lugares de espectáculos, implementamos shows de música tradicional para viernes y sábados».

Mariano Blanco, dueño de Al Este de Lila, explicó que: «esta típica casona del 1800 esta dividida en tres salones de estilo propio, que ayudan a separar mejor a los comensales. Además, los viernes y sábados contamos con un pianista en vivo que interpreta clásicos de tango y boleros. La idea es brindarle al público que no puede acudir a otros lugares de entretenimiento, un espacio de espectáculos con buena cocina de autor y normas de salud garantizadas».

Los cines y teatros porteños también vieron modificado su funcionamiento.

Mientras que las salas cinematográficas, por ejemplo, además de intensificar los procesos de limpieza y desinfección, hacen que los clientes se sienten con una butaca de por medio. Los empresarios teatrales también se sumaron a las medidas de prevención pero fueron más extremos: decidieron suspender todas las obras por diez días desde ayer.

Cárceles
El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires propuso hace unos días que las detenidas del penal de Marcos Paz confeccionen barbijos para enfrentar la sobredemanda a causa de la epidemia de gripe por virus A. Esta actividad ya la llevan adelante las reclusas de la Unidad Penitenciaria Nº4 de Santa Fe y las de la cárcel de Rosario, en sus talleres de costura, y de dos penales bonaerenses.

El Ministerio de Justicia bonaerense oficializó la cifra de 21 presos afectados. De ellos, 19 son portadores de HIV (patología base) y dos están muy graves. por lo que se decidió, como primera medida, la colocación de médicos que revisan a los familiares que van de visita, y la distribución de guantes y barbijos a los guardias.

Quedaron suspendidos los traslados, y las audiencias y asesorías periciales, para evitar mayor difusión de la enfermedad.

Mendoza reprogramo los pagos de los  impuestos y otorga subsidios

Según información online de Los Andes, las autoridades mendocinas decidieron reprogramar el pago de la luz y entregar $500.- a cada empleado que se vio afectado por el cierre de peloteros, boliches y demás comercios a causa de la emergencia sanitaria. A la vez que son varios los sectores que reclaman alguna ayuda económica, debido a que aseguran que vieron mermada la afluencia de clientes por la epidemia como por ejemplo:

  • Transportistas escolares
  • Comerciantes
  • Hoteleros y dueños de restaurantes, quienes no están obligados a clausurar provisoriamente) .

Raúl Mercau, subsecretario de Financiamiento mendocino, advirtió que este tipo de reclamos no prosperarán. «Los recursos no sobran y la prioridad la tiene salud y la detención de la gripe».

Infobae Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *