Gripe A: Medidas de prevención para la vuelta al colegio

Como una de las medidas de prevención para la vuelta al colegio que adopto la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires es entregar un manual con consejos para docentes y alumnos sobre cómo evitar el contagio de la Gripe A virus H1 N1, difundido por el Ministerio de Salud. Luego del largo receso de invierno, adelantado y prolongado por la epidemia, mañana se reanudan las clases en 21 provincias.

Para no bajar la guardia ante la amenaza del virus H1N1, la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense distribuyó en las escuelas una guía de recomendaciones elaborada por el Ministerio de Salud. Junto con un comunicado que dice que:  «la Guía propone organizar la jornada escolar incluyendo actividades para que los estudiantes desarrollen prácticas de higiene personal y de las instalaciones durante su estancia en la escuela».

Algunos de los consejos son:

  • «no tocarse los ojos, nariz ni boca, no meterse objetos en la boca como lápices, no compartir platos, vasos, cubiertos, utensilios de limpieza personal como cepillo de dientes o toallas, alimentos ni bebida y evitar realizar saludo de manos o dar un beso».
  • «limpiar la superficie de los equipos, aparatos o mobiliario con que tienen contacto los chicos -y posteriormente lavarse las manos-, además de ventilar y permitir la entrada del sol a los salones y espacios cerrados, de manera frecuente, evitando corrientes de aire».

Con la finalidad de reducir la propagación de la gripe, el material promueve además actividades instructivas. La guía pone especial énfasis también en la responsabilidad de los padres y sugiere que:

  • «no envíen a sus hijos a la escuela ni a lugares públicos con fiebre y síntomas respiratorios, excepto para buscar atención médica, por lo menos durante 7 días».
  • «Ante la posibilidad de encontrar alumnos con síntomas y signos de enfermedad gripal o tipo influenza (fiebre mayor de 38 grados, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares y/o articulares), se sugiere que los mismos sean retirados de la escuela por los padres, previo registro en una planilla».

El documento concluye que las autoridades del establecimiento en el caso de que el alumno fue retira del mismo con algunos de los síntomas,  deben hacer un seguimiento de la evolución de la salud para luego  comunicarla debidamente a sus compañeros y al resto de los padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *