Energía renovable: Proyecto para vender excedente a Edenor y Edesur

Allá por los años 80, en el programa de televisión “Aunque usted no lo crea, de Ripley” se mostraba como novedad que las casas que generaban energía limpia con paneles solares o molinos de viento podían vender su excedente a las compañías eléctricas. Con el tiempo esta práctica se fue propagando por el globo y estaría llegando a Argentina contando con el apoyo de Edenor y Edesur.

Argentina y la región se están interesando cada vez más en la producción de energía de manera amigable con el medio ambiente. Esto se debe a que los políticos pertenecen a una generación más consiente del problema del calentamiento global y temas ambientales.

Es así como el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, dirigido por Juan José Aranguren, logró que numerosas compañías se interesen en construir grandes centrales energéticas solares, eólicas, biogás y biomasa, así como también hidroeléctricas a pesar de que estas modifican el ecosistema de la zona. La idea es comenzar a abastecer a millones de usuarios a partir de 2018.

En este marco, la Provincia de Buenos Aires va a contar con ocho granjas eólicas en zonas cercanas al mar, donde soplan los vientos más fuertes y constantes.

Si bien se continuará con el modelo de generación de energía concentrada en grandes “fábricas”, se está discutiendo en la línea que siguen otros países de producirla cerca de los centros urbanos, distribuyéndola de manera más barata y eficiente.

Julio Ledesma, uno de los diputados bonaerenses del Frente Renovador, quiere una ley de generación distribuida a través de fuentes limpias. Ya consiguió que la Comisión de Energía de la legislatura provincia diera dictamen a su proyecto con el aval de fuerzas opositoras.

Su idea es que la normativa salga en 2017, y considera que es la solución para el problema que sufre la gente con el constante aumento de la tarifa eléctrica.

Principalmente con paneles solares instalados en las residencias de los usuarios e industrias, estos podrán auto-generar energía limpia, con la posibilidad de vender los excedentes que generan durante las horas las horas de sol a las distribuidoras, tal como se hace en otros países. De esta manera, solventarían la energía requerida durante la noche o días poco luminosos.

Por su parte, Edenor y Edesur, no se opondrían a este sistema, todo lo contrario, lo ven como una oportunidad de hacer nuevos negocios ofreciendo la infraestructura para implementar este esquema que favorece al medio ambiente.

Cabe señalar que Enel Green Power, dueña de la distribuidora de Edesur, es en el mundo uno de los mayores jugadores en energías sostenibles. “Es lo que se viene” dijo uno de los gerentes de la empresa.

Además de reglamentar este sistema, la Provincia de Buenos Aires estudia mecanismos para que usuarios particulares, cooperativas, barrios privados, PyMEs y grandes fábricas, puedan construir sus granjas de energía eólica. Se estimulará la construcción de centrales con un máximo de hasta 10 MW en zonas con mayor potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *