Créditos Hipotecarios a 30 años ajustables por inflación

Luis Caputo, ministro de Finanzas de la Nación, anunció en rueda de prensa el lanzamiento de los nuevos créditos hipotecarios a 30 años. Estos préstamos para la vivienda serán ajustables por inflación y en un principio estarán a cargo de los bancos Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires. La cuota mensual estará entre los 4.000 y 6.000 pesos, y se otorgarán hasta $1.000.000.-

El gobierno está apostando fuerte a los créditos hipotecarios desde los bancos oficiales (Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires), esperando que el resto de las entidades financieras privadas otorguen préstamos similares, a largo plazo e intereses bajos.

La nueva línea lanzada el día jueves 23 de marzo de 2017 tiene un plazo de pago de hasta 30 años, se prestarán hasta un millón de pesos, y la cuota mensual estará entre $4.000 y $6.000, siendo ajustados de acuerdo a la inflación.

Con respecto a estos créditos, Luis Caputo aclaró que los mismos no son subsidiados por el gobierno, sino que son el producto de haber salido del cepo cambiario y el default, lo que permite conseguir tasas más bajas.

El titulares del Banco Nación, Javier González Fraga, señaló que estas líneas de créditos hipotecarios estarán disponibles en los próximos días, y que actualmente se están preparando todos los datos para salir al mercado.

Los precios de las cuotas estimados entre 4.000 y 6.000 pesos incluye la alícuota de ingresos brutos, con lo que en el caso de hacerse efectiva la quita, se harían más baratas.

¿Cómo se accede a los nuevos créditos hipotecarios a 30 años?

Para acceder al préstamo hipotecarios de hasta $1.000.000 hay que acreditar ingresos de por lo menos $18.500.

Los créditos hipotecarios tendrán un interés de 3,5% para clientes de los bancos Nación, Provincia o Ciudad y del 4% para los que no tienen cuenta en estos bancos oficiales, más la indexación por Unidad de Valor Adquisitivo “UVA”.

Créditos hipotecarios para la construcción

Cabe señalar que además de estos nuevos créditos, los bancos continuarán con las actuales líneas a 20 años a tasa fija. Sin embargo, estos no solo podrán destinarse para la adquisición, sino que también para la construcción de viviendas, ampliación o refacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *