Mejoras a la Asignación Universal por Hijo

La ANSES presentó en su sede central con la presencia de su director, Emilio Basavilbaso, el informe Análisis y Propuestas de mejora para ampliar la protección de ingreso monetarios a través de la AUH. El mismo fue realizado en conjunto con el UNICEF, la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y el Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales de la UNLP.

Los análisis realizados han mostrado que los proyectos para la protección de la niñez en Argentina han generado importantes avances, sin embargo consideran que para su constante actualización se requieren significativas mejoras para un mayor impacto sobre la educación y para combatir la desigualdad social.

La apertura del evento estuvo a cargo de Emilio Basavilbaso y el representante de UNICEF en Argentina, Florence Bauer, mientras que la síntesis del informe estuvo a cargo de Oscar Cetrángolo, profesor investigador en la UBA.

“Nuestro sistema previsional es robusto” comentó Basavilbaso, “pero no teníamos demasiados datos duros que nos permitieran trabajar en la ampliación del programa. Por eso agradezco el trabajo que encararon desde UNICEF con la UBA y la Universidad de La Plata” señaló.

El director de ANSES confía en que esta información se podrá mejorar la Asignación Universal por Hijo, sumándole otras iniciativas que el gobierno está llevando a delante, como el trabajo junto al Banco Mundial para encontrar a aquellos niños que aun no están en el programa pero que están en condiciones de cobrar la AUH.

Conclusiones del informe sobre la Asignación Universal por Hijo

  • Actualmente en Argentina están protegidos 11,4 millones de niños y adolescentes gracias a distintos tipos de coberturas, tales como las asignaciones familiares contributivas y no contributivas, deducción por hijo expresada en la declaración del Impuesto a las Ganancias y la Asignación  Universal por hijo.
  • Efectivamente, la AUH se encuentra razonablemente focalizada en los estratos más vulnerables de la población.
  • El impacto directo de la Asignación Universal por Hijo sobre la pobreza y la desigualdad, se estima que desde su creación en el año 2009 generó una mejora de casi un 30% en el ingreso promedio.
  • No se ha detectado un impacto negativo de la Asignación Universal por Hijo que sea estadísticamente significativo, por lo que se concluye que el programa no generó desincentivos al trabajo.

 

17 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *