Créditos Hipotecarios a Tasa Fija- Sistema de Amortización

Los créditos hipotecarios a tasa fija continúan creciendo en las ofertas de los bancos  y despierta el interés de la clase media. Ante el mayor entusiasmo de los particulares por obtener un préstamo de estas características, las entidades amplían sus propuestas. Durante los meses de enero hasta abril de 2010 se vio un incremento del 75% en relación al año 2009, pero no alcanzaron los niveles del año 2008. En este tipo de créditos existen tres tipos de amortización diferentes.

Son muchos los argentinos que en el primer semestre del año 2010 decidieron sacar los ahorros en dólares de abajo del colchón para invertir en propiedades, por  lo que la compraventa de viviendas logró recuperarse, si lo comparamos con el año 2009 en donde fueron muchos los que decidieron postergar las decisiones de tener un techo propio, producto de la crisis global.

Entonces fue el momento en que los bancos, acompañaron la evolución del comportamiento social ofreciendo créditos.

Al principio pusieron la atención en incentivar las tarjetas de crédito ofreciendo promociones, rebajas o bien cómodas cuotas para comprar ropa o electrodomésticos. La misma continua agregándoles ventas de pasajes aéreos, destinos turísticos e inclusive a la compra de autos 0 km.

Envista de un panorama mucho más despejado si lo comparamos con el 2009, ahora se ocupan de brindarles más espacio a la ampliación y difusión de las líneas de los créditos hipotecarios.

De acuerdo a los datos que suministro el Banco Central de la República Argentina, BCRA, durante los meses de enero a abril del 2010, los particulares superaron por un 75% los registros del tranquilo año 2009, si bien aún se encuentran a la mitad de lograr los registros del año 2008.

Maximiliano Coll, subgerente de Producto del Banco Ciudad, dice que la toma de créditos hipotecarios viene creciendo notablemente. En lo que va del año la entidad logró triplicar las colocaciones en comparación con 2009 y aspiran a duplicar el número actual, de 300 préstamos por mes, cuando termine la campaña de promoción de la línea Ciudad Vivienda.

Explicando que: “Tras la caída de 2009, ahora estamos en 300 otorgamientos mensuales y después de la campaña nos acercaremos al número previo a la crisis, cuando se colocaban 600 préstamos mensuales”.

En Argentina existen tres tipos de amortización según el sistema adoptado al momento de tomar un crédito, el más común en todos los bancos en el Sistema Francés:

  • Sistema Francés: La cuota es constante pero cambia la proporción de los intereses y capital que van incluidos en la misma. Durante los primeros años se van cancelando con la cuota los intereses, amortizándose una muy pequeña parte del monto que fuera solicitado. Al pasar el tiempo, la proporción se va invirtiendo y recién en los últimos años se logra reducir de manera más visible que se achica el monto del préstamo contraído. Si se mira el esquema de amortización de las cuotas pagadas a la mitad del tiempo, se podrá ver que no se redujo mucho el capital obtenido.
  • Sistema Alemán: La amortización de capital es fija. Al principio se pagan más intereses y después éstos van decreciendo con el paso del tiempo. Al llegar a la mitad del período se habrá pagado la mitad del piso, a diferencia del caso anterior.
  • Sistema Americano: Se establece una sola amortización al final del período, en el cual sólo se pagan intereses. Al no haber pagos de capital, los intereses son fijos.

Al momento de tomar un créditos es importante destacar que existen los montos que se incrementan el valor de la cuota como por ejemplo el pago de los seguros, por ejemplo incendio y muy especialmente de vida.

Dichos importes, generalmente son muy elevados, incrementando sustancialmente la cuota. Es por eso, que es recomendable no tomar plazos tan largos para así evitar que estos gastos tengan un mayor impacto, ya que las cuotas que deben enfrentarse no tienen tanta variación por extenderse de 15 a 20 años, y sí lo tienen los gastos adicionales.

Generalmente los bancos prefieren que los créditos tomados no se pre cancelen. Es por ese motivo que se cobra una comisión en caso de que el deudor quiera hacerlo.

El deudor debe tener en cuenta y tomar los recaudos necesario que si se trata del sistema francés, no conviene pre cancelar un crédito al final del período, dado que la proporción de intereses, para ese entonces, será baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *