La CGT solicitó beatificar a Eva Perón

El Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) envió una carta al Cardenal Mario Poli que se inicie el proceso para  beatificar a Eva Perón. La solicitud fue realizada en el marco de los cien años del nacimiento de la segunda esposa de Juan Domingo Perón. El sindicato ya había realizado el pedido en mayo pasado de forma informal al Papa Francisco.

A causa de que este tipo de pedido al Vaticano no provengan de una institución como la CGT, se le solicitó al Arzobispo de Buenos Aires y primado de la Iglesia en la República Argentina.

Luego de enviar la solicitud, la CGT difundió el siguiente comunicado:

El día 30 de octubre el Consejo Directivo de la CGT presentó al Cardenal Marío Poli, Arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires y primado de la Iglesia Argentina, la nota carta en la que se solicita formalmente que se inicie, en el acto del Centenario de su Natalicio, el proceso de Beatificación de la señora María Eva Duarte de Perón.

A cien años de su nacimiento, superadas dilaciones y divisiones inconducentes para el bien común, cundo su figura y obra han alcanzado el justo valor trascendente que poseen para nuestro pueblo y para todos los pueblos del mundo con se de justicia, solicitamos que nuestra Iglesia acompañe el sentir popular y la coloque en los altares oficiales para felicidad de nuestros fieles y santos.

El renacimiento de la Argentina esta cifrado en la recuperación de las fuentes espirituales de la nacionalidad. Y circunstancias únicas nos vuelven a dar esa oportunidad. El pontificado de Francisco puede alumbrar un camino, si estamos dispuestos a andar las huellas que dejaron nuestros mejores hombres y mujeres.

Los requisitos exigidos por el Vaticano para la beatificación y canonización exigen que un sacerdote de donde era el candidato sea el encargado de hacer la postulación. Es por esta razón que la misma no puede ser llevada adelante por la central obrera.

Además se requieren testimonios de personas que conocían al postulante y la realización de un milagro (Dos para ser santo). A pesar de ello, si se trató de un mártir, el Papa Francisco podría no requerir un milagro para la beatificación.

Se requiere que la muerte del mártir haya sido a causa de un asesinato, no enfermedad. Sin embargo, en 2017, el Papa indicó que se aceptan a aquellos que, impulsados por la caridad, han ofrecido heroicamente su propia vida por el prójimo, aceptando libre y voluntariamente una muerte cierta y prematura

Nuestro país cuenta con tres santos (Héctor Valdivieso Sáez, José Gabriel del Rosario Brochero y Nazaria Ignacia March) y trece beatos (Monseñor Enrique Angelelli, Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville, Wenceslao Pedernera, Ceferino Namuncurá, Laura Vicuña, Artémides Zatti, María del Tránsito de Jesús Sacramentado, María Ludovica de Angelis, María Crescencia Pérez, María Antonia de Paz y Figueroa, Catalina María de Rodríguez y Gregorio Martos Muñoz).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *