Alberto Fernández suspende los aumentos de Anses por movilidad hasta 2021

El sábado 20 de junio de 2020 se producirá el vencimiento de la suspensión de la Ley de Movilidad aplicada por el Congreso Nacional por el plazo de 180 días que fijó la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. En este tiempo, un consejo debía establecer una nueva fórmula de cálculo para el índice de dicha normativa, lo cual, hasta el momento, no se hizo. A causa de la proximidad con dicha fecha, el Presidente Alberto Fernández congelará los aumentos de Anses por movilidad hasta 2020.

La Ley de Movilidad es la encargada de ajustar las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares.

Tras asumir su presidencia, Alberto Fernández explicó que el índice de movilidad jubilatoria establecido por la anterior gestión a fines de 2017 era impagable. Con lo cual, envió un proyecto de ley para que se suspendan dichas actualizaciones por los primeros seis meses del año.

En este tiempo, una comisión debía proponer una nueva fórmula de movilidad. El problema es que, con la pandemia de promedio, no se ha logrado llegar a un acuerdo.

En el último encuentro de la Comisión, el Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, indicó que era necesario extender hasta fin de año la suspensión de la ley. En dicha oportunidad, el funcionario indicó que los índices que se tienen que tener en cuenta se ven perjudicados por el impacto del aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido por el coronavirus.

Dado que se aproxima el vencimiento, el Diario Clarín informó que en las próximas horas se publicará un Decreto de Necesidad u urgencia (DNU) extendiendo la suspensión de la normativa. Con lo cual, recién en marzo de 2021 se aplicaría el primer incremento por ley.

Con el DNU, los aumentos de Anses a jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones familiares, tanto la Asignación Universal por Hijo (AUH) como el SUAF, de septiembre y diciembre serán establecidos por el Presidente.

Con el primer aumento se ha achicado la brecha entre los que menos cobran y los que más cobran dado que se los menores haberes recibieron un ajuste mayor que el resto, quienes, en muchos casos, recibieron menos que lo que les hubiera dado la ley suspendida. El temor de los adultos mayores el impacto negativo que estas subas podrían generar en sus haberes con los ajustes por fuera de la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *