Por protesta en Chile, están varados muchos Argentinos

Protestas al sur En el Estrecho de Magallanes en el sur de Chile, por una protesta de los ciudadanos trasandinos reclamando por un aumento de la tarifa del gas en ese país, de acuerdo a lo confirmad por fuentes oficiales, están varados unos 4.000 argentinos. El paso es el obligatorio a través del mar por el territorio extranjero,  para que los fueguinos crucen, tanto para llegar como para regresar y  de ambos lados se están acumulado autos que ya forman más de 10 kilómetros de cola.

Por el reclamo de la suba de precios en el gas se producen largas colas de autos y camiones en el Estrecho de Magallanes, a ambos lados en el Sur Patagónico.

La Asamblea Ciudadana que lidera el conflicto desde la ciudad chilena de Punta Arenas realizó el día de ayer un anuncio de que flexibilizara los cortes de ruta para favorecer el tránsito de turistas y personas enfermas, aunque no dio precisiones sobre la conducta que tomarán los manifestantes en la zona de Bahía Azul.

Los bloqueos que se agudizaron en las últimas 72 horas se realizan en el cruce de la isla al continente a través de barcazas.

Es el cruce que obligatoriamente deben realizar los ciudadanos ya que la otra sería,  por el Mar Argentino y no se encuentra habilitada debido a que el trayecto equivale a unas siete veces más y no existe infraestructura construida ni en la isla ni en la región continental.

Por lo tanto, los fueguinos solamente pueden viajar por tierra a su propio país atravesando cuatro aduanas y cruzando por territorio chileno.

Según indicaron fuentes oficiales del Gobierno provincial, es que los manifestantes trasandinos accedieron ayer por la madrugada  a que se podían realizar tres cruces de barcaza en los que se evacuaron unos 150 vehículos y en los que se tomó como criterio que viajaran familias con chicos, personas mayores, discapacitados y enfermos.

Horas más tarde ya pasado el mediodía y debido a  la presión de los automovilistas argentinos concentrados en el lugar , fueron permitidos algunos otros cruces, pero esta ves, sin seguir un criterio u ordenamiento previo.

La recomendación de los Gobiernos locales de los municipios de  Ushuaia y de Río Grande es que los habitantes no viajen hasta tanto se solucione por completo el conflicto.

Es característico en la costa del Estrecho de Magallanes un clima destemplado y muy ventoso, donde además escasean los servicios elementales y hay un solo local que expende comida por cada lado del cruce. Las autoridades han dispuesto el envío de camiones con agua y tanques móviles

En el sector insular, los últimos 40 kilómetros del camino son de asfalto pero los 120 kilómetros anteriores son de ripio suelto.

Además, en las inmediaciones del acceso al trasbordador que realiza el puente marítimo es una zona desértica donde tampoco se puede pasar porque todavía existe un campo minado que data del conflicto entre Argentina y Chile de el año 1978.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *