El Casino de Puerto Madero Deberá pagar Impuestos

La Corte Suprema de Justicia Nacional puso fin a una medida cautelar que venia del año 2009, dándole un punto final al conflicto  que ya llevaba doce años, determinado  a través de un fallo, que el Casino de Puerto Madero llamado “Estrella de la Fortuna”  le debe pagar a la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos, AGIP, de la Capital Federal los respectivos impuestos sobre los Ingresos Brutos, será una alícuota del 8% de la facturación total.

El máximo Tribunal le puso fin a una medida cautelar que venia arrastrando el conflicto desde 1999.

Con esta fallo la Corte Suprema le restableció las facultades de control del Gobierno porteño sobre el buque casino “Estrella de la Fortuna” y desde ahora le podrá cobrar los impuestos inmediatamente, con una alícuota es del 8% de la facturación total.

Además, el fallo servirá como un precedente determinante para otra sala de juego en la Ciudad de facturación multimillonaria que hoy no tributa impuestos locales como es el  Hipódromo de Palermo y sus máquinas tragamonedas.

El Casino flotante de Puerto Madero es propiedad compartida de Cristóbal López y la empresa española CIRSA. Mientras que en Palermo, el empresario K se declara “proveedor de las máquinas tragamonedas”.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad, le explicó a Clarín que: “Entendemos que ya estamos habilitados a cobrarle Ingresos Brutos al Casino de Puerto Madero y vamos a hacerlo en los próximos días. Demoraremos lo que tarde Rentas en hacer la liquidación. Es mucha plata”.

Rodríguez Larreta ni los legisladores de la oposición se animaban a decir una cifra aproximada de lo que pasará a recaudar en este rubro la Ciudad.

Según la última reforma impositiva aprobada por la Legislatura Porteña en el año 2008 a instancias del diputado Aníbal Ibarra, la alícuota de Ingresos Brutos que tienen que pagar los juegos de azar es del 8% de su facturación.

Desde que se creo y hasta la actualidad no se recaudo un sólo peso por esta actividad. Pero ahora se volvería tangible y le hará un importante aporte a la caja de la Ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *