Legislatura Porteña Prohíbe las Ventas de Manteros Multas

Luego de una jornada con muchos nervios, cambios sobre la marcha, llamadas telefónicas de varios sectores interesados y de la presión que se escuchaba de las protestas en la vereda con manteros y artesanos manifestando durante toda la jornada, la Legislatura porteña prohíbe las ventas de los manteros en las calles apuntan a la instalación de una feria instalando puestos fijos, el oficialismo impuso suprimir la figura de venta “de mera subsistencia” del Código Contravencional.

Prohibió la venta callejera fija y como contrapartida, legalizó el funcionamiento de 30 ferias en parques y plazas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Hoy por la madrugada luego de una áspera jornada, la Legislatura aprobó casi sobre el final de los mandatos de 30 de los 60 diputados, una complicada iniciativa alrededor de la regulación de la venta callejera porteña, hubo una modificación del Código Contravencional, en apoyo al reclamo de las entidades de comerciantes, y fue eliminada la autorización vigente para quienes realizan “venta de mera subsistencia” en la vía pública. De acuerdo a los dichos del PRO y de los comerciantes, la “venta de mera subsistencia” es el paraguas que cubre a todos los manteros e impide a las fuerzas de seguridad y a los jueces combatir la venta ilegal.

Mientras adentro de la Legislatura el debate se mostraba caliente, afuera decenas de manteros y artesanos se manifestaron durante horas, reclamando a los legisladores que no hicieran más severa la normativa contra la venta callejera. Las puertas de ingreso a la Legislatura que dan a l Peatonal Perú, y por prevención debido a los incidentes de la semana pasada en la votación por las juntas de clasificación docente, el personal de seguridad las cerró herméticamente.  Manteros y artesanos se movilizaron como contra partida de la intensa presión que hicieron comerciantes en los últimos días, con cortes de tránsito durante varios días en el cruce de Corrientes y Florida, para exigir el combate a la venta ilegal.

Durante la jornada de debate que fue precedido por una larga discusión sobre otro tema vinculado con el uso del espacio público: la actividad de los llamados cuidacoches y limpiavidrios entre los temas.

Luego de debatir largas horas, finalmente el macrismo logró acordar con la oposición la modificación de ese párrafo, incluido en el artículo 83 del Código Contravencional, además de consensuar la legalización de 30 ferias que funcionan en distintos parques y plazas de la Ciudad. Esa fue la postura que esta madrugada la Legislatura votó, aunque sólo se impuso a último momento, por la fragilidad que mostraban los consensos, que cambiaron hora a hora, según las negociaciones de otras leyes y de cargos en la estructura estatal de la Ciudad.

Finalmente el texto elimina la autorización para la venta de “mera subsistencia” y sólo permite la “venta ambulante”. En ese sentido, se aclaró lo que se permitía por venta ambulante:

“La que se desplaza permanentemente de un lugar a otro, en la vía o en transportes públicos, de baratijas o artesanías, la cual deberá realizarse portando la mercadería y no podrá ocupar en ningún caso el espacio público de manera permanente o momentánea”.

Por lo que, queda claro que no estará permitida la actividad de los manteros, como por ejemplo los que se instalan todos los días sobre la peatonal Florida, que son acusados de competencia desleal por los comerciantes.

Mientras tanto que sobre la legalización de las ferias de parques y plazas, se trata de la recuperación de un proyecto que había presentado el año pasado Bruno Screnci, Diputado por el  macrismo  vinculado a Diego Santilli, ministro de Espacio Público, . En aquella oportunidad, el tema ni siquiera fue llevado al recinto, luego de que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, CAME, expresara una fuerte oposición.

Ferias que quedaron legalizadas son; parques Rivadavia, Centenario, Los Andes, Patricios, Lezama, Saavedra, Avellaneda, Chacabuco y también en Defensa, entre el 50 y el 600. Quedando establecido que el Gobierno porteño otorgará un permiso de duración de un año para vender allí manualidades, objetos usados y antigüedades, pero no “artículos industrializados y/o a gran escala”. El fin del proyecto es legalizar a quienes hoy venden en esas ferias y estableció que ya no se podrán autorizar nuevos lugares.

También fueron establecidas las multas, para aquellos que realicen actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público. Las que actualmente están en el orden de entre lis $200.- y $600.- fueron elevadas a $500.- y $1.000.-.  Y para el organizador de venta callejera “en volúmenes y modalidades similares a los del comercio establecido” paso de los actuales $5000.- a $30.000.- a ser de  entre $ 10.000.-  y $ 30.000.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *