Le exigen a Hugo Moyano una conducción de la CGT colegiada

En la sede de la Unión Obrera de la Construcción, UOCRA, a las 14 horas Gerardo Martínez, titular del gremio y referente de los “independientes”,  recibió a los “gordos” quienes  desafían a Hugo Moyano y le exigen una conducción colegiada. Los gremios disidentes, por le momento descartaron, una nueva ruptura en la CGT. Sin embargo, anunciaron que van a pelear por un cambio de rumbo.

Los referentes de los grandes gremios denominados “gordos” y los “independientes”, enfrentados a la conducción que lidera Hugo Moyano en la Confederación General del Trabajo, CGT, se reunieron esta tarde para impulsar una conducción colegiada en la Confederación y definir su participación en la apertura del Consejo Económico y Social que convocó el gobierno para hoy.

Oscar Lescano, titular del gremio Luz y Fuerza,  disparó con munición gruesa: “Se acabó el gremialismo de Moyano”. Pero muy a pesar de los rumores,  los sindicalistas descartaron por el momento una nueva ruptura en la CGT, pero le metieron más presión al líder de los camioneros y le exigieron cambios inmediatos.

En alusión a la cena que el camionero mantuvo la semana pasada con la presidenta Cristina Fernández, Martínez, a la salida de la reunión, disparó que: “Ha sido un exceso de personalismo el de Moyano, por eso se habla de que funcione una mesa chica, un cuerpo colegiado. Hay que compatibilizar con nosotros, que vayan todos los sectores a hablar con el Gobierno y que no sea sólo a título personal”.

Armando Cavallieri, líder de los empleados de Comercio,  fue más duro con el titular de la central obrera: “Si se quiere quedar en la conducción, tiene que cambiar”.

El dirigente señaló que la reunión se realizó para que el Gobierno “tome nota de que Hugo Moyano no es el único dirigente que puede aportar soluciones para los trabajadores”.

Cavalieri reiteró que la molestia de varios sectores de la central obrera obedeció a que Moyano fue solo a una reunión con el Gobierno sin avisar al resto de los sectores que lo componen. Afirmando que: “Moyano fue solo a la reunión con el Gobierno y consiguió cosas solo para el sector de camioneros”.

Oscar Lescano, titular de Luz y Fuerza, fue el más duro de todos y advirtió que: “esta forma de conducción política de Moyano se terminó” y pese a que señaló que se respeta su posición en la CGT, se podría pedir cambios en caso de que su forma de conducir los afecte.

Del encuentro participaron, además, de los ya mencionados: Carlos West Ocampo (Sanidad), José Pedraza (Unión Ferroviaria), Andrés Rodríguez (UPCN) y José Rodríguez, del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, SMATA.

Debate por el Consejo Económico Social

Lescano sostuvo que el sector reunido enviará representantes a la reunión del Consejo Económico Social “en la medida en que el Gobierno convoque” y advirtió que es “el Consejo Directivo de la CGT el que designe a sus representantes” en ese ámbito de discusión.

Así respondió al comunicado que lanzó este lunes Moyano, en el que dejó en claro que los asientos del Consejo serán definidos por él mismo.

El comunicado de la actual conducción señalaba que: “(La CGT resolvió) aceptar la participación orgánica del movimiento obrero organizado en el Consejo Económico y Social y delegar como es costumbre en el Secretario General, la designación de los integrantes que representaran a la CGT en dicho organismo”.

Moyano y Julio Piumato, secretario de Derechos Humanos de la CGT,  informaron que la decisión de participar del Consejo fue adoptada el jueves pasado por el Consejo Directivo.

Según el parte de prensa, en esa ocasión se analizaron los proyectos de reforma de la ley de ART, de modificación de los aportes de los monotributistas y el pedido de Convocatoria al Consejo del Empleo, la productividad y el salario mínimo vital y móvil.

El comunicado indicaba que: “Fue unánime la postura acerca de su importancia y de la necesidad de los trabajadores no sólo de participar sino de hacerlo con la seriedad y el compromiso que tal institución requiere para su éxito, que redundaría en un beneficio para todos los argentinos”.

Ruptura en stand by

Horas antes de la reunión, la posibilidad de una fractura en el seno de la CGT cobró fuerza entre los sectores disidentes. El propio Lescano había advertido que la fractura era una posibilidad ante la falta de cambio de rumbo en el estilo de conducción del camionero.

El detonante, explicó el titular del gremio Luz y Fuerza, es la continuidad en la forma de conducir. “Las formas son las que van entorpeciendo el diálogo entre nosotros y las discusiones para poder llevar adelante una conducción colegiada, como debe ser”.

Ya comenzado el encuentro la tensión crecía cada vez con mas fuerza, en el sindicato de Peones de Taxis, se encontraba un grupo de taxistas, los cuales son liderados por Omar Viviani, sindicalistas perteneciente al grupo de Moyano, los cuales arrojaron panfletos que dictaba: “Hay Moyano para rato”.

El Consejo Directivo sindical realizan todos los meses una reunión a la última del día jueves los sindicatos rebeldes no concurrieron. Esto fue la primera vez que pasó desde que el camionero fue reelegido hace un año en la CGT.

Pero luego de finalizada la reunión de ayer, los gremios rebeldes confirmaron su continuidad en la central obrera.

Infobae Profesional

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *