Las empresas de fotografías rechazan el “impuestazo tecnológico”

Las principales entidades de la industria fotográfica argentina y el  Sindicato de Obreros Fotográficos y Fotocopistas de la República Argentina, SEOFFRA, se unen y reclaman durante la reciente Foto Imagen Professional Expo 09 la revisión del “impuestazo tecnológico” sobre las cámaras fotográficas digitales que generaría la pérdida de 25 mil puestos de trabajo, y un aumento del 25% en el precio final de estos productos y una limitación notable de la oferta.

Las Empresas de fotografía se unen para rechazar el “impuestazo tecnológico” advirtiendo que el mismo generaría la pérdida de 25 mil puestos de trabajo y un aumento del 25% en el precio final de estos productos y una limitación de la oferta.

José Russo, presidente de la Cámara de la Industria Fotográfica Argentina (CIFA), aseguró que: “Detrás de las cámaras fotográficas hay toda una industria que entra en movimiento a partir de la imagen que éstas generan y que se vería perjudicada de aprobarse el proyecto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo”, esta Cámara es la  organizadora de la exposición y generadora de este encuentro para mostrar la unidad del sector contra la propuesta.

Recordemos que el proyecto enviado por el Gobierno nacional y que en estos momentos se encuentra bajo debate en el Senado propone duplicar la tasa del IVA sobre bienes electrónicos fabricados fuera de Tierra del Fuego, entre ellos las cámaras digitales, además de aplicar impuestos internos.

Víctor Lamas, secretario general del Sindicato de Obreros Fotográficos y Fotocopistas de la República Argentina, SEOFFRA,  afirmó que de prosperar la iniciativa se verían afectados entre 25 y 30 mil trabajadores de todo el país, motivo por el cual van a llevar una propuesta a la CGT “para que analice y resuelva tratar de evitar este proyecto”.

Bruno Udenio, presidente de la Cámara Argentina de Comercio e Importación de Equipos de Imagen, Fotografía y Electrónica,  agregó que: “No ha existido un diálogo anterior a la propuesta. Pretendemos que se discuta antes de tomar una medida que puede hacer mucho daño”.

Según estimaciones de fuentes de CIFA, en la actualidad la industria fotográfica atraviesa una etapa de reconversión hacia la tecnología digital y aún se encuentra en proceso de recomposición tras la caída en los volúmenes de impresión. Para garantizar la continuidad del canal fotográfico se necesitaría alcanzar -en el corto plazo- un parque de cámaras fotográficas digitales no menor a 10 millones.

Carlos Venier,  secretario gremial de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), señaló que: “este proyecto de ley lo único que va a hacer es crear industrias temporales, que simplemente aprovechan una circunstancia particular para radicarse en un lugar determinado; tal como ha pasado con otras promociones industriales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *