Miles de trabajadores suspendidos

La situación del país es critica  existen miles de suspensiones de trabajadores en las industrias y comercios como consecuencia del conflicto agropecuario con el gobierno. El interior del nuestro país es el mas castigado, debido a los cortes de rutas no llega mercaderías, medicamentos, combustibles, y la gran mayoría de los pueblos se encuentran paralizados.

En la provincia de Córdoba, hay 20.000 operarios sin actividad debido a la gran cantidad de fabricas automotrices, textiles, alimentación, maquinaría agrícolas, entre muchos mas,  paralizadas por la falta de insumos.

Debido a los cortes de ruta de productores agropecuarios y transportistas que impedían el ingreso de insumos necesarios para la producción en las fábricas, así como la salida de productos elaborados. Y la escasez de combustible para el transporte abortaba cualquier decisión empresaria de enviar transportes para llevar productos. En el comercio todavía no se reportaban suspensiones masivas pero sí una gradual caída en sus ventas.
La Unión Industrial Argentina anoche en un comunicado reclamó la liberación de las rutas, alerta por las suspensiones y considera al Congreso como «el ámbito adecuado para discutir y resolver este conflicto».

El presidente de la filial cordobesa de la entidad fabril, Oscar Guardianelli,  denunció que «la situación de la industria y el comercio en la provincia es gravísima», y advirtió que «las pymes están con gravísimos problemas financieros y no se sabe cómo van a pagar los salarios a fin de mes». Estimó en más de 20.000 las personas que están con adelanto de vacaciones o suspendidas.
En la industria de la alimentación, la crisis llegó hasta las empresas líderes, como Arcor, que debió suspender a por lo menos 3.000 operarios (de un total de 14.000) de sus plantas de Córdoba, Buenos Aires y San Luís.

Renault, en su planta de la provincia de Córdoba suspendió a 1.100 de sus 1.200 operarios, según el sindicato de mecánicos. Parecida situación se vive en las fábricas de Fiat e Iveco, aunque en ambas compañías negaron problemas inminentes. La industria frigorífica reunirá hoy a sus directivos para analizar la situación del sector, uno de los que sufrió con mayor extensión el conflicto entre el Gobierno y el campo.
Los locales comerciales tiene una preocupación generalizada y se estimo una baja en la ventas.

 

20/06/2008 – Crítica de la Argentina – 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *