Juicios de los Jubilados a ANSES en el año 2010

Continúan incrementándose los juicios de los jubilados a la Administración Nacional de la Seguridad Social, ANSES, ya existen más de 450.000 reclamos, en el año 2010 fueron presentadas más de 100 mil demandas por ajustes de haberes  que se suman a las ingresadas en años anteriores, de acuerdo a las cifras de la Cámara Federal de la Seguridad Social y publicación de Diario Clarín. Los Jueces alcanzaron a dictar unos 65.000 fallos, en la gran mayoría se les dio la razón a los jubilados.

De acuerdo a lo publicado por el matutino, específicamente durante el 2010 ingresaron 100.003 causas que sumadas a las anteriores y que aún no tienen sentencia, los juicios contra ANSES por distintos reclamos totalizan más de 450.000.

El promedio de sentencia ingresadas el año pasado se mantuvo en el mismo nivel que en los años 2006 al 2009.

En los últimos cinco años, en los 10 Juzgados de la Seguridad Social fueron recibidos más de 350.000 nuevos juicios, según lo indicado por el matutino porteño.

Indicando que el incremento de los reclamos se explica por varios motivos:

  • Después de que la Corte Suprema dictaminara, en el “Caso Badaro” la sentencia a favor del jubilado de que los haberes jubilatorios por los periodos que van desde enero 2002 hasta diciembre 2006 se debían haber ajustado un 88,3%, según el índice de variación salarial del Índice Nacional de Estadísticas y Censo, INDEC.
  • Otros cuestionamientos son que al calcular la jubilación, ANSES no actualiza por la variación salarial los sueldos que determinan el haber inicial (últimos 10 años).
  • Causa Elliff, los jueces ordenaron tomar en cuenta los salarios percibidos ajustados por el índice de los salarios básicos de la industria y la construcción ­personal no calificado,­ muy superior al que utiliza la ANSES. Donde muchas  demandas, se ven reclamos de los jubilados con el ajuste Elliff más Badaro, lo que puede llevar a que la jubilación se duplique.
  • En la causa Miguela Lapacó, los magistrados resolvieron que las sumas no remunerativas percibidas por el trabajador ­ una práctica generalizada desde 2002 en adelante deben ser consideradas como parte del sueldo a los fines de fijar el haber inicial.
  • Además, hay demandas por múltiples reclamos, como el cuestionamiento del tope previsional por parte de los que aportaron por encima de ese límite, o por la devolución de los aportes voluntarios realizados a las AFJP.

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *