Industrias en Japón sufren los efectos del peor de los Desastres en 140 años

Las industrias en Japón sufren los efectos del peor de los desastre en 140 años. Luego del gran terremoto de 8.9 grados, que castigo el viernes la parte nororiente de este país, afectó terriblemente desde los automotrices hasta fabricantes de productos electrónicos y productores de bebidas, hasta el punto en que muchas firmas debieron cerrar las fábricas y no se sabe cuándo podrán reanudar operaciones.

Después de la tragedia del gigantesco terremoto que golpeó al nororiente de Japón, acompañado de fuertes y frecuentes replicas, seguidas de las alertas de posibles maremotos, así como también de los cortes de suministros, muchas industrias se ven afectadas, desde las automotrices y los fabricantes de electrónicos a los productores de bebidas, varios de ellos obligados a cerrar sus fábricas.

La firma Honda Motor reportó algunos de los mayores daños.

  • Uno de sus empleados de 43 año murió en su centro de investigación y desarrollo en la prefectura de Tochigi, al norte de Tokio, cuando el muro de una cafetería se desplomó.
  • Más de 30 empleados en varias instalaciones en la misma prefectura resultaron heridos.

La automotriz informó que suspendió labores en tres plantas en Tochigi, Saitama y Shizuoka.

Toyota Motor, la compañía informó que sus dos subsidiarias Central Motor y Kanto Auto Works cerraron sus plantas en Miyagi e Iwate, en el norte de Japón.

Nissan Motor sostuvo que suspendió inmediatamente las operaciones en cinco fábricas en las prefecturas de Fukushima, Tochigi y Kanagawa Prefectures.

Aclararon que se desataron pequeños incendios en las plantas de Tochigi e Iwaki, pero ya han sido apagados.

Sony electrónica detuvo sus operaciones en seis plantas de fabricación de componentes en Fukushima y Miyazaki.

De acuerdo a lo informado por Sony, una fábrica que produce discos de Blu-ray y otros productos en Miyagi registró inundaciones en su primer piso.

Un portavoz de Disneylandia Oriental Land informó que se decidió cerrar los parques de diversiones Disneylandia de Tokio y Disney Sea. Informando que hasta que no sean revisadas todas sus instalaciones buscando los posibles daños no será reabierto.

De acuerdo a un artículo del Wall Street Journal, en el momento de producirse la catástrofe se encontraban disfrutando de los parques cerca de 70.000 personas.

Si bien no fueron reportados heridos, los servicios de tren continúan suspendidos y varios miles de personas seguían atrapadas en los parques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *