Modificación en el Régimen de Retención para cheques cobrados en ventanilla

La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, ARBA, postergó por 60 días el Régimen de Retención para los cheques cobrados en ventanillas, que se debió poner en marcha a partir de mayo de 2009, las entidades financieras debían retener en concepto de ingresos brutos, un 0.5% sobre todos los cheques que debían  pagarse por ventanilla superiores a $1.000.- ahora esta estudiando como va a modificar dicho  régimen de retención de Ingresos Brutos.
Con el despido  de Santiago Montoya se abrió una vía de negociación entre los bancos y la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires,ARBA, y con el nombramiento de su nuevo director, Alfredo Perelmiter, se estudia nuevas alternativas a la medida que ideo Montoya y que había generado gran preocupación en el sector financiero. Según comentarios, ARBA evalúa establecer un régimen informativo para que las entidades bancarias le detallen directamente los movimientos de quienes cobren cheques por ventanilla, en lugar de llevar a cabo la retención del impuesto en el mismo momento del cobro.

Las entidades financieras desde el mes de  abril, comenzaron a retener a un padrón de 10,5 millones de personas el 0,5% de todas las acreditaciones bancarias, y a  partir de mayo tenían la orden de hacerlo con todos los cheques de más de $ 1000 que se cobraran por ventanilla, lo que, temían, podía traducirse en fuertes reclamos de sus clientes en las mismas sucursales.

Según explico un banquero «Con toda la información que reciba ARBA, la provincia determinará después si se le debita o no el impuesto de una cuenta que esté a nombre de esa persona», aclarando que todavía se trata de una propuesta «en estudio», ya que los abogados del sector estarían evaluando si el régimen informativo no vulnera el secreto bancario.

Representantes de las principales asociaciones bancarias se reunieron en los últimos días con Perelmiter y siguieron manteniendo, en el transcurso de la semana, encuentros con la línea técnica de ARBA para avanzar con el nuevo esquema. El régimen informativo contempla que los bancos den cuenta a ARBA de la cantidad de cheques cobrados por ventanilla en forma mensual en sus sucursales de la provincia de Buenos Aires y, en cada caso, detallen el número de cuenta del emisor, la fecha, el importe y el número de cheque, entre otros datos.

Este régimen informativo tiene varias ventajas, la primera es a los bancos, que se evitarían así el mal trago de lidiar con los reclamos de sus clientes en las mismas sucursales. Y otra es la de ARBA que podrá depurar  el padrón de 10,5 millones de personas que había armado en su momento Montoya, y que contendría por lo menos un exceso de 8 millones de personas, según reconocieron desde la propia ARBA.

Desde ARBA ya anticiparon al sector financiero, que el Padrón polémico continuara sin modificaciones por lo menos por dos meses más. solo después de ese tiempo el ente recaudador de la provincia planea rever el listado y a su vez generar un nuevo padrón. 
A comienzo del mes de abril, los bancos le habían enviado a Montoya una carta en la cual  manifestaban su temor por que «la incorporación masiva de personas físicas al padrón de «sujetos pasibles de retención» luce claramente como exorbitante desde la perspectiva de quienes deben actuar como agentes de retención, por un lado, y motivará sin duda todo tipo de controversias y reclamos generalizados tanto en el plano administrativo y legal como en el comercial».

Las quejas de los clientes no se habrían hecho esperar demasiado, y un puñado de bancos ya habría recibido demandas por retenciones efectuadas en abril sobre algunas acreditaciones bancarias.

 

04/05/2009  La Nación

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *