Shopping Recoleta Mall

El día de ayer, 28 de septiembre de 2011, abrió sus puertas un nuevo shopping, el Recoleta Mall, y con este ya son quince los complejos de este tipo con los que cuenta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El complejo cuenta con 75 locales en sus cuatro plantas y una superficie de 41.800 metros cuadrados. Posee diez salas de cine, incluyendo dos 3D. En el estacionamiento caben 420 autos. De acuerdo a dichos de los  propietarios, generará empleos directos para 1.500 personas.

Abrió sus puertas el Shopping Recoleta Mall y demandó una inversión de 100 millones de dólares.

Muestra del consumo actual sus pasillos muestran marcas de primera línea a nivel local y también internacional. El emprendimiento se trata, de la reforma y ampliación de lo que antes era el Village Recoleta , en la calle Vicente López entre Junín y Uriburu, enfrente del Cementerio. Hace cuatro años, que fue cerrado el anterior complejo, que tenía cines y algunos locales comerciales, fue con el objetivo de llevar adelante esta obra, que demandó una inversión de 100 millones de dólares, según manifestaciones de sus responsables.

El último complejo  abrió sus puertas en el año 2009 y se trata del flamante shopping Dot Baires, ubicado de Saavedra, al costado de la General Paz. Los demás complejos de este tipo en la Ciudad son Alto Palermo, Abasto, Patio Bullrich, Solar de la Abadía, Galerías Pacífico, Paseo Alcorta, Caballito Shopping, Plaza Liniers, Devoto Shopping, Buenos Aires Design, Parque Brown, Spinetto y Del Parque Shopping. Los más codiciados por el poder adquisitivo de su clientela, que son el Dot, Alto Palermo, Patio Bullrich, Abasto y Paseo Alcorta los cuales, prácticamente no tienen locales libres.

El Recoleta Mall es un emprendimiento de una sociedad llamada VC1, que en un 90% es controlada por el fondo de inversiones CarVal, ligado al gigante multinacional de la industria alimentaria Cargill. El restante porcentaje pertenece a la empresa Southern Screens Entertainment, que era dueña del Village Recoleta y tiene como principal inversor a Eduardo Novillo Astrada. El empresario dijo que:

  • “Tenemos que agradecerles a los vecinos de Recoleta, que soportaron todos estos años de obras”.
  • “Buenos Aires se tiene que acostumbrar a reconvertir sus edificios en lugar de demolerlos. Y este lugar, que comenzó siendo el Village en los 90, es un ejemplo de esto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *