La AFIP Denuncio a empresa por Trabajo Rural en Negro

La Administración Federal de Ingresos Públicos, AFIP, presentó en la Justicia, mas precisamente en la  Fiscalía Federal de Mercedes, una denuncia por trata de personas contra la empresa Rural Power, luego de que el resultado de un operativo en un establecimiento rural del partido de Salto de la provincia de Buenos Aires, diera que: “el ciento por ciento de los empleados estaban contratados de manera irregular” y la empresa “les tenía prohibido la salida del predio sin autorización de los responsables”.

Según un comunicado emitido por la AFIP, denunció judicialmente a la Empresa Rural Power, en la Fiscalía Federal de Mercedes, de la provincia de Buenos Aires,  ya que luego de terminar un operativo el resultado del mismo die que: “el ciento por ciento de los empleados estaban contratados de manera irregular” y la empresa “les tenía prohibido la salida del predio sin autorización de los responsables”.

Pero desde la Empresa informaron que hasta el día de ayer no contaba con una notificación formal de la AFIP sobre la denuncia y que “desconocía fehacientemente” las imputaciones realizadas por el organismo en el comunicado.

Rural Power expresó que:  “mantiene una estricta política en contra de la trata de personas y el trabajo infantil” y que realiza la gestión de recursos humanos para más de 150 empresas agropecuarias en todo el país. En esa tarea, señaló en un comunicado, “brinda oportunidades de empleo en buenas condiciones y siempre conforme lo indica la ley.”.

De acuerdo a lo expresado por la AFIP, Rural Power, era contratada por la compañía de semillas y agroquímicos Monsanto. Pero según publica La Nación, esta firma al ser consultada por el diario, no dieron información sobre el tema.

La AFIP explicó que, los trabajadores, realizaban tareas manuales del desflore de maíz para la producción de semillas. Según el organismo:

  • “trabajaban hasta 14 horas corridas, sus salarios eran retenidos y estaban obligados a abonar los alimentos que consumían a su propio empleador a un precio muy superior al de plaza”.
  • trabajadores, provenientes de Santiago del Estero, “desde el momento de la contratación -documentada el 10 de diciembre último- sólo recibieron 200 pesos en concepto de adelanto”.
  • “los agentes de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social pudieron constatar que si bien la firma había tramitado las claves de alta temprana, al día siguiente las dio de baja”.

El año pasado hubo denuncias similares realizadas conjuntamente entre la AFIP y el Ministerio de Trabajo bonaerense contra un conjunto de empresas semilleras.

En dicho momento, las compañías, rechazaron las acusaciones de los organismos oficiales y temieron que hubiera motivaciones políticas. No obstante, meses después encararon un programa de inversiones para la mejora de las instalaciones de los campos en los que se producen semillas por un total de 30 millones de dólares.

Pero también, eliminaron las casillas o contenedores en los que se alojaban los trabajadores temporarios y se reemplazaron por viviendas de material con mejores instalaciones de cocina y baños.

Esas mejoras recibieron el aval del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y del entonces ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

Algunas empresas, además, incorporaron el despanojado mecánico del maíz, por lo cual decidieron reducir la cantidad de trabajadores que contrataban para realizar las tareas manualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *