No hubo acuerdo en el conflicto con los trabajadores de la ex – Terrabusi – Nuevo plan de lucha

La reunión realizada que duro más de ocho horas en el Ministerio de Trabajo entre los empresarios y los sindicalistas de la empresa Kraft Foods ex – Terrabusi en presencia de los ministros de trabajo de la Nación y de la provincia de Buenos Aires no hubo acuerdo y anticipan un nuevo plan de lucha. La empresa ofreció incorporar a 30 trabajadores de los 112 despedidos y suspendidos. Pero los delegados no aceptaron.

Los trabajadores se encuentran realizando una asamblea para definir nuevas protestas a partir de mañana.

La negociación duro más de ocho horas donde la empresa Kraft Foods se comprometió, según confirmación del Ministerio  de Trabajo, a reincorporar a partir del 5 de octubre a 30 empleados, que surgirá de la lista de 86 despedidos y 36 suspendidos en el marco del conflicto.

Ramón Bogado, delegado de la comisión interna de Kraft, informó tras la reunión que la empresa no reincorporará a los delegados. Agregando que: “Esta es una decisión unilateral de la empresa”, sostuvo y adelantó que ellos no estaban de acuerdo. “Vamos a la puerta de la fábrica a realizar una asamblea para definir un nuevo plan de lucha a partir de mañana y el lunes”.

De todas maneras, Bogado indicó que el próximo martes se realizará una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo y que los representantes gremiales estarán presentes.

Hoy durante la reunión un grupo de empleados cortó el tránsito en Alem al 600, frente a la sede del Ministerio en la que se desarrolló la reunión. Se trató de unos 200 trabajadores junto con militantes de agrupaciones de izquierda. Una vez más y por esta movilización, el tránsito se vio afectado con fuertes demoras hasta la zona de Retiro, nuevamente el caos.

Carlos Tomada, ministro de trabajo y su par bonaerense, Oscar Cuartango, recibieron en el Ministerio de Trabajo a los directivos de la empresa, delegados gremiales y representantes del sindicato de la alimentación para conocer y analizar el cumplimiento de los siete puntos del acta firmada el pasado lunes tendiente a destrabar el conflicto. En el día de ayer, los inspectores de los ministerios de Trabajo ingresaron a la planta y constataron que la empresa no dejó ingresar a la planta a cuatro delegados de la comisión interna. Ese era uno de los puntos que Kraft -Foods debía cumplimentar después del principio de acuerdo alcanzado el lunes en la ciudad de La Plata.

Ramón Bogado, el delegado de trabajadores de Kraft Foods, denunció que en la reunión que se realiza en el ministerio de Trabajo “no hay representantes de la comisión interna”, y anticipó que si no se logra un acuerdo favorable, “probablemente mañana haya piquetes en todo el país”.

Cuando fue consultado por los periodistas sobre lo que podría pasar si fracasa la reunión en Trabajo, Bogado respondió: “No quiero adelantar nada, ya que cuando finalice la audiencia vamos a la planta y los compañeros decidirán, como siempre, lo que tenemos que hacer”.

El delegado en declaraciones a radio Continental, dijo además que el lunes pasado se produjeron otras 36 suspensiones de trabajadores, cuando “la resolución del ministerio de Trabajo imponía que no se hiciera más ninguna sanción”, y que tampoco se cumplió con la orden de dejar ingresar a la planta de General Pacheco a los miembros de la comisión interna.

Otro día más con problemas en el tránsito porteño ya que además de la manifestación en Alem al 600, otro grupo corta parcialmente la esquina de Callao y Bartolomé Mitre. Por otro lado, organizaciones piqueteras se concentraron desde cerca de las 13 horas en la estación Constitución, para luego dirigirse al Ministerio de Salud. Para luego dirigirse hacia  al Obelisco porteño y luego a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad.

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *