Trabajadores ex – Terrabusi mudan el conflicto a la Casa Rosada

El conflicto de los trabajadores de la Empresa ex – Terrabusi, Kraft Foods,  se muda ahora frente a la Casa Rosada más precisamente a la Plaza de Mayo, el día martes a las 18 horas, de no conseguir una respuesta favorable a sus reclamos en la reunión que se mantendrá en el Ministerio de Trabajo de la Nación. La Asamblea convocada frente a la fábrica en General Pacheco tomo la decisión, donde además de los trabajadores participaron partidos de izquierda y grupos universitarios afines a la comisión gremial interna, duramente enfrentada a la conducción de la empresa.

Luego de la reunión sin éxito que se mantuvo el día jueves, la cual fue encabezada por Carlos Tomada, ministro de trabajo nacional y por Oscar Cuartango, ministro de trabajo bonaerense, la comisión interna, que lidera Ramón Bogado, rechazó el ofrecimiento de Kraft Foods, que consistía en reincorporar a 24 de los 86 obreros despedidos y a 6 de los 36 suspendidos a raíz de una protesta gremial, la posterior ocupación de la fábrica por más de un mes y los enfrentamientos ocurridos durante el desalojo policial del 25 del mes pasado.

El Ministerio de Trabajo había solicitado a la Empresa que revise caso por caso la situación de los 62 despedidos y 30 suspendidos restantes, así como a permitir el ingreso de cinco delegados gremiales hasta que se aclare la situación, lo que la Empresa según pudo verificar el Ministerio por medio de los  inspectores que mando a la planta,no cumplió. Es por esa razón que, Noemí Rial,  secretaria de Trabajo, ya ordenó que se avance en la aplicación de una multa cercana a los 13,5 millones de pesos contra la empresa.

Más allá de los recientes esfuerzos de la cartera laboral, acelerados luego de las críticas que recibió Tomada por “subestimar” y “haber demorado la resolución del conflicto”, la decisión de marchar a la Plaza de Mayo evidencia la intencionalidad política de la comisión interna de Kraft y los partidos que la apoyan, situación que ninguna de las partes se molesta en negar.

Según publica La Nación que como muestra de esto, los oradores de la asamblea en Pacheco, subrayaron la necesidad de demostrar la “actitud pro empresarial del Gobierno” y su “incapacidad” para hacer cumplir sus propias resoluciones frente a la “intransigencia” de la empresa. “Queremos que quede en evidencia la inacción de Tomada y la burocracia sindical de la CGT y de Rodolfo Daer”, dijo uno de los delegados más politizados, en alusión al secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación, STIA, enfrentado a la comisión interna de Kraft.

Recordemos que le día viernes un masivo despliegue de efectivos de seguridad impidió el corte del kilómetro 35 de la ruta Panamericana, al ser consultado por el matutino, los delegados gremiales dijeron que no se intentarán nuevos piquetes, por lo menos hasta el martes. De todos modos, algunos trabajadores dejaron entrever que la posibilidad continúa abierta. Se daría sin previo aviso, para evitar un nuevo -y casi seguro- revés.

Además esta pensado la toma de Universidades, quedó firme que se van a realizar  asambleas mañana por la tarde en las universidades de Buenos Aires, La Plata, Patagonia y Comahue, a las que probablemente se sumarían otras facultades y algunos colegios secundarios nacionales, como el Carlos Pellegrini. Tras las asambleas, los estudiantes pretenden tomar los edificios hasta la mañana del martes, cuando comience una nueva ola de cortes y piquetes en la Capital Federal

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *