Conflicto laboral de la ex – Terrabusi se traslada a la justicia

Los delegados gremiales en representación de los trabajadores de la Empresa Frakt Foods ex – Terrabusi presentaron un escrito ante la Justicia Laboral de San Isidro  pidiendo que la empresa permita el ingreso de toda la comisión interna, que fuera desalojada violentamente de la planta y a la cual el Ministerio de Trabajo ya solicitó que se les permita el ingreso a trabajar cosa no cumplida por parte de los empresarios.

Hoy martes se realizará la tercer audiencia de conciliación en el Ministerio de Trabajo.

Ahora el conflicto de la ex Terrabusi se traslada de las calles a la Justicia Laboral de San Isidro, ya que los  delegados reclamaron ante el fuero laboral que la firma permita el ingreso de la comisión interna.

Los dirigentes gremiales informaron, además, que “fue desestimado” un pedido de Kraft para su desafuero, mientras se prepara una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo.

Ramón Bogado, dirigente sindical, informó que los delegados de Kraft realizaron la presentación ante la Justicia el día viernes pasado.

Al ser consultado sobre el pedido de desafuero, Bogado detalló que:  “los jueces desestimaron la medida cautelar pedida por la empresa para quitarle los fueros sindicales” a cinco delegados.

Ayer lunes, los cinco delegados sancionados intentaron nuevamente su ingreso a la planta fabril, pero el personal de seguridad impidió que pasaran.

Carlos Tomada, ministro de trabajo nacional y su par bonaerense, Oscar Cuartango, hoy se volverán a reunir con los directivos de Kraft Foods y con representantes del sindicato para ver si pueden destrabar el conflicto.

Bogado señalo que: “Veremos qué pasa, pero esperemos podamos resolver este conflicto”, que ya lleva 46 días.

se especula que la reunión será por la mañana y nuevamente en la sede gubernamental en La Plata.

Según informó Infobae que del encuentro participarán, Pedro López Matheu, en representación de la firma de capitales norteamericanos, Bogado, como cabeza de los gremialistas que exigen la reincorporación de los despedidos y también las autoridades de los ministerios de Trabajo de la Provincia y de la Nación.

La última reunión del día jueves, la empresa se había comprometido a restablecer en sus puestos a 30 empleados que habían sido despedidos y suspendidos.

Los sindicalistas, sin embargo consideraron que los que se beneficiaban eran pocos y por eso adelantaron que cortarían, otra vez, la autopista Panamericana a la altura del kilómetro 35, donde está la planta de la ex Terrabusi.

A lo que la Policía y la Gendarmería el día viernes montaron un gran operativo de seguridad que logró disuadir el accionar del gremio.

César García, delegado de Kraft que fue despedido en medio de la conciliación obligatoria, adelantó cuáles serán los reclamos que plantearán en la audiencia de este martes: que la firma no haya dejado ingresar a la comisión interna y también que la Policía sigue instalada dentro de la planta.

García, reclamó que: “La empresa no cumple. Tiene que sacar a la Policía dentro de planta. Es increíble, duermen en colchonetas en un quincho que está atrás de la fábrica. El Ministerio había aconsejado que se fueran sacando los efectivos de a poco, pero se quieren quedar hasta diciembre”.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *