Matrimonios gay será debate en el Congreso

Silvia Augsburger, diputada por el Partido Socialista y Vilma Ibarra, diputada por el Encuentro Popular y Social, el día jueves llevarán a la Cámara de Diputados la iniciativa para debatir dos proyectos de ley que habilitan a personas del mismo sexo a contraer matrimonio. Los proyectos serán discutidos en un plenario conjunto de las comisiones de Legislación General, la cual es presidida por Vilma Ibarra y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, que dirige otra mujer, Juliana Di Tullio.

Las Diputadas contemplan reformar varios artículos del Código Civil, para introducir  una modificación central, la autorización a contraer matrimonio a personas del mismo sexo.

Según las propuestas expuestas, son de sustituir la frase “hombre y mujer” por la palabra “contrayentes”, en el artículo 172 del Código Civil, por lo que de aprobarse quedaría redactado de la siguiente manera:  “Es indispensable para la existencia del matrimonio el pleno y libre consentimiento expresado personalmente por los contrayentes ante la autoridad competente para celebrarlo. El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”.

Vilma Ibarra, en una nota al Diario La Nación dijo que: La intención de cambiar el Código Civil y habilitar el matrimonio homosexual es la de “igualar a todos los individuos de la sociedad”.

El diario La Nación publica que los fundamentos del borrador, que la diputada ya presento en el Senado durante su paso por esa cámara, se lee: “El presente proyecto reconoce a las personas la libertad de elegir con quién asumir los compromisos de la convivencia en pareja, regulada en la institución jurídica y laica del matrimonio, otorgando entonces iguales derechos y obligaciones con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de distinto sexo. De esa forma, no se hace otra cosa que reconocer que, sobre ese espacio de libertad que las personas ejercen como derecho para consagrar su dignidad, nuestra sociedad se constituye e integra con parejas homosexuales. Así, consagrar la igualdad de status civil jurídico social en la institución del matrimonio a todas las personas no sólo implica un desagravio a sectores sociales que han sido y siguen siendo marginados y perseguidos, sino que es fundamentalmente una conquista real y simbólica para toda la sociedad”.

Ante la consulta del matutino sobre si creía probable que sus proyectos prosperen y sean aprobados por la Cámara d e Diputados, esta fue cautelosa, pero no dejo de ser optimista y respondió que: “Consideramos que ya es un avance lograr poner en debate un tema que todavía nunca fue abordado en el ámbito parlamentario. Promovemos un debate serio y respetuoso, en el que escucharemos a todas las voces que deban hablar. Si además obtenemos un dictamen y lo llevamos al recinto, mejor”.

Cuando se realice la primera ronda de análisis de los proyectos participarán las autoras; el doctor Roberto Saba, especialista en derecho constitucional y derechos humanos y rector de la Universidad de Palermo; el doctor Andrés Gil Domínguez, especialista en derecho constitucional; la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, LGBT; la Comunidad Homosexual Argentina, CHA, y diferentes personalidades que expondrán sus opiniones al respecto.

Además, la diputada Ibarra recordó que, los que se acercaron a la Cámara de Diputados, para solicitar que se impulsen los proyectos existentes fueron precisamente representantes de  la Federación Argentina, LGBT.

Explicando que: “Fue un paso que dio, a través de federación, la comunidad homosexual argentina, especialmente luego de la experiencia española [en España se legalizó el matrimonio homosexual en 2005, de lo que se informa por separado]. La idea es continuar el debate y escuchar todas las propuestas, no agotarlo en los proyectos existentes”.

pro otra parte, es indudable que estas iniciativas traerán a la Cámara largas y arduas horas de discusión, ya que hay sectores que pondrán objeciones a las iniciativas en cuestión, como la Iglesia y grupos conservadores.

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *