Exención de Impuesto sobre Débitos y Créditos a Cuentas Corrientes de Empleadores

El día de la fecha, por medio de la Resolución General 4031-E, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció una exención de impuesto sobre débitos y créditos a cuentas corrientes de empleadores. El beneficio únicamente será aplicado a las cuentas bancarias que son utilizadas por el contribuyente para pagar los sueldos de sus trabajadores.

Hasta el momento, como indicaba a Resolución General N° 2.111, sus modificatorias y complementarias, se aplicaba una exención en los impuestos sobre los débitos y créditos en las cajas de ahorro que los empleadores utilizaban para derivar los haberes de sus dependientes. Sin embargo, el organismo a cargo de Alberto Abad decidió hacer una modificación a la normativa para que la exención del tributo se aplique a las cuentas corrientes.

Como ocurría con las cajas de ahorro, los únicos importes exentos serán aquellos que sean utilizados para el pago de salarios.

Un dato a tener en cuenta es que el beneficio solamente será aplicado a las cuentas a nombre de personas humanas y no jurídicas.

El Fiscal Nacional conservó la exención del gravamen a los créditos en las cajas de ahorro o cuentas corrientes a las cuentas sueldo de los empleados en relación de dependencia, jubilados y pensionados. El monto máximos de la exención es hasta la suma acreditada en concepto de haberes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *